El Bayern de Pep empieza a carburar

¿Ha dado en la tecla Pep Guardiola? El Bayern ha mejorado hasta el momento los números del años pasado en la Bundesliga y ya está clasificado para octavos de la Champions League.

El Bayern de Múnich de Pep ya da signos de solidez. La comparación con el anterior Bayern de Heynckes es inevitable. Pep se ganó su altísima reputación convirtiendo a su Barça en uno de los mejores equipos de la historia y el entrenador alemán llevó al Bayern a un triplete histórico. Un año fantástico que ha llevado a Jupp Heynckes a ser el máximo favorito para llevarse el premio a mejor entrenador de 2013. Guardiola ha sido criticado en Alemania por algunas decisiones y resultados, pero ya empieza a ser un equipo infranqueable.

El técnico del Bayern parece satisfecho con los últimos partidos. Parece ser que su plantilla empieza a aplicar sus ideas y el sistema que quiere utilizar en Alemania. Ya están clasificados para los octavos de final faltando dos partidos por jugar, y en la Bundesliga encadenan 37 partidos invictos. Cierto es que en la mayoría de esos partidos el entrenador en Heynckes, pero también refleja que este Bayern sigue siendo el equipo más temido de Europa por delante de Barcelona y Real Madrid.

A pesar del gran comienzo de la pasada temporada de Heynckes, Pep ha conseguido superarla y ser el mejor debutante de la Bundesliga haciendo 32 puntos y 4 de diferencia con su rival, el Borussia Dortmund. Además, la próxima semana podría alejarse un poco más al disputarse al haber un duelo directo entre estos dos equipos. 

 Estamos a mediados de noviembre y es pronto para comparar el rendimiento de un equipo en una temporada u otra. Pep ya ha declarado que este Bayern no tiene las características del Barça y que no jugarán de la misma manera.

El Bayern de Heynckes estaba caracterizado por varias cosas. Una era la alta presión sobre el rival, todo el equipo se sacrificaba en las tareas defensivas. Otro gran factor del éxito fue el juego aéreo, en el que el Bayern aplastó a rivales como el Barcelona en las semifinales de la Champions League. En ataque era una apisonadora. Su intensidad y su rapidez podían sentenciar un partido en pocos minutos de juego. Además de su gran calidad en todas las líneas del campo: Neuer, Lahm, Ribéry, Mandzukic…

Con el cambio de entrenador, el estilo ha cambiado y cambiará todavía más. El equipo es más directo en el juego. La falta de gol que se le reprochó al equipo parece haberse esfumado tras el último mes, donde ha goleado a equipos en Liga de Campeones como el Manchester City o más recientemente al Viktoria Plzen con un 5-0. El juego cada vez es más fluido y los jugadores ya están asimilando las ideas del ‘El filósofo’. También ha empezado a  hacer experimentos con sus jugadores. Lahm ha jugado en ocasiones de mediocentro. Hay que señalar que no lo ha hecho mal, y puede ser un gran descubrimiento del técnico catalán. 

Si algo está claro es que a nivel de títulos, Pep tiene una gran tarea por delante si quiere igualar el enorme palmarés de la campaña pasada. A la vista está el Mundial de Clubes. En poca más de un mes Pep disputará un título que pertenece a la fantástica temporada de Heynckes, el Mundial de Clubes. Un palmarés que ya estrenó con la Supercopa de Europa ante el Chelsea de Mou. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies