El futuro europeo de los nuestros

Schalke, City y Milan serán los rivales de Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid respectivamente. La suerte que acompañó a los de Ancelotti, no lo hizo con los culés. El Atleti, satisfecho. Analizamos las eliminatorias.

El papel de los equipos españoles en la presente edición de la Champions League, con excepción de la Real, ha sido muy destacada. Los tres conjuntos clasificados para octavos lo han hecho como primeros de grupo y con unos números que asustan al continente.

El Real Madrid finalizó la Fase de Grupos con un total de 16 puntos sobre 18 posibles dejando de sumar solamente dos en territorio Juventino (2-2). El bombo le sonrió y se cruzará con el Schalke 04 alemán, que finalizó en segunda plaza por detrás del Chelsea. Los de Gelsenkirchen son inferiores al club blanco pero parten con un hándicap psicológico a favor: el Real Madrid solamente ha ganado una vez en 25 encuentros disputados en territorio germano.

Pese a sus dudas defensivas, el Schalke cuenta con argumentos suficientes en ataque para poner en apuros a los blancos si tienen un despiste similar al de Dortmund el pasado mes de abril. Con Huntelaar arriba secundado por los Draxler, Boateng y Farfán, los de Jens Keller tratarán de buscar un resultado positivo en el Veltins Arena para llegar con posibilidades reales al Bernabéu. A priori, el partido planteado por el técnico alemán girará en torno a entregar la posesión al Real Madrid y buscar la contra.

Peor suerte corrió el Barcelona en el sorteo del pasado lunes, y es que le espera el City de Pellegrini. La plantilla de los Sky Blues unido a que el técnico chileno empieza a encajar las piezas del puzzle hacen de los ‘citizens’ uno de los equipos más temidos del continente en la actualidad. El momento de forma que atraviesa el Kun Agüero y el acierto de Negredo ponen las cosas muy complicadas para el Barcelona, que a pesar de ello, parte como ligero favorito.

Aunque los ingleses tratarán de discutir la posesión, su mayor peligro llega en las contras lanzadas por Yayá Touré. El talento de la segunda línea con Silva, Nasri y Fernandinho puede hacer temblar la estructura blaugrana. Su punto menos fiable a día de hoy es la portería, que tras la suplencia de Hart, está ocupada por el rumano Pantilimon, carncerbero sin experiencia en la alta competición.

El Atlético de Madrid se verá las caras con el Milan de Kakà. Conviene no olvidar que pese al mal momento que atraviesa la entidad lombarda actualmente, la eliminatoria se disputa en febrero, por lo que de aquí a entonces pueden cambiar muchas cosas.

Para tratar de invertir esta dinámica negativa, el conjunto rossonero ha firmado al japonés Keisuke Honda. Las palabras de Muntari han servido de motivación para el vestuario de Simeone, pero un siete veces campeón de Europa nunca es fácil de derrotar.

Así empieza el camino a Lisboa para los equipos españoles. A priori, el Real Madrid estará sin demasiados apuros en siguiente ronda, y a buen seguro que Atlético y Barcelona harán todo lo posible por mantener la representación española y luchar por conseguir la ansiada Champions League.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies