El Infierno, más al rojo vivo que nunca

A falta de una jornada, no hay nada decidido en Segunda División. El más que posible descenso del Guadalajara por estafa administrativa hace que Almería, Rácing o Huesca puedan salvarse aún. Y por arriba, la plaza de ascenso directo que queda en juego no tiene nombre propio todavía. Fuego en la B.

Hasta el final, esta temporada de la Liga Adelante está resultando uno de los cursos vividos más emocionantes hasta la fecha. Ya estamos en la jornada 42, la última de un año de golazos, encuentros vibrantes y mucho mucho futbol, y aún no está finiquitado nada.

Sólo se tiene la seguridad del ascenso del Elche, los ilicitanos que ya son de Primera han cobrado 3 millones de prima por su brillante temporada. Se lo merecen.

Parecía que la emoción la iban a poner los equipos que luchasen por ese último billete de ascenso directo a Primera y los que consiguieran meterse en los puestos de playoff. Pero no.

La bomba la ha soltado el Comité de Disciplina de la LFP. El Guadalajara perderá la categoría a esperas de un recurso que puedan presentar los alcarreños. Este castigo no es por impagos, sino por  estafa, apropiación indebida y de administración desleal, durante el proceso de transformación a Sociedad Anónima Deportiva el pasado verano.

Este fraude abre las puertas a la salvación a tres equipos que estaban ya descendidos. El Rácing (43 puntos), el Murcia (44 puntos) y el Huesca (44 puntos) se jugarán el último cartucho que les ha regalado la fortuna para intentar mantener la categoría. Huesca yRácing de Santander se enfrentan al Recre y Hércules respectivamente, dos rivales sin nada en juego ya, pero el Murcia se verá las caras con Las Palmas, que depende se sí mismo para mantener la última plaza del playoff. Será un partido de auténtico infarto.

Por arriba, los equipos que jugarán playoffs parecen casi decididos, pero la Ponferradina quiere soñar hasta el final con meter la cabeza en el último suspiro en playoffs.No depende de sí mismo, pero si gana tendrá la mitad de los deberes hechos, a expensas de los que haga Las Palmas con el Murcia.

Y para más inri aún, Villarreal y Almería, con los mismos puntos, se van a jugar la última plaza de ascenso directo a la Liga BBVA en un enfrentamiento final cara a cara. El Madrigal vivirá un partido épico por el premio de la máxima categoría de fútbol profesional.

Esta última jornada parece un guión de Quentin Tarantino, pues mejor escrita y dispuesta, imposible.  Parece ser que al destino le gusta jugar con las altas pulsaciones de los aficionados a la Liga Adelante.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies