El Málaga, a empezar desde cero

La delicada situación económica y el castigo de la UEFA de no poder competir en Europa esta temporada, han hecho que sus mayores baluartes hayan tenido que abandonar el club. Los andaluces comienzan de nuevo un proyecto ganador.

Isco, Baptista, Monreal, Toulalan…son solamente algunos nombres de jugadores que han dejado el Málaga de cara a la temporada que está a punto de comenzar. Incluso el técnico, Manuel Pellegrini ha dejado paso a Bernd Schuster, que ha firmado por los próximos cinco años, lo que deja entrever la intención de diseñar un proyecto a largo plazo de la mano del técnico alemán.

La obligación del Málaga de deshacerse de sus estrellas tiene su origen en el pasado verano, cuando jugadores importantes como Rondón o Cazorla fueron traspasados con el objetivo de obtener la inyección económica necesaria para sanear las cuentas del club. La pasada temporada se vivieron momentos de tensión entre el jeque, Al-Thani, y la plantilla malacitana, ya que los futbolistas no cobraban y el máximo mandatario solo pensaba en huir de la deuda. Cuando ni siquiera había terminado de pagar la compra efectuada hace dos años, el jeque se negó a invertir un solo euro más en el Málaga C.F.

Esta situación ha provocado una sanción por parte de la UEFA que impide al club disputar cualquier competición europea hasta la temporada 2014/2015 pese a recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo. Schuster cuenta a día de hoy con una plantilla ‘apri ori’ menos fuerte y con caras nuevas debido a la salida de gran parte de efectivos de la pasada campaña.

Pese a las restricciones presupuestarias, el Málaga  ha tratado de diseñar una plantilla compensada en todas sus líneas para pelear por estar en puestos altos de la clasificación. Para la línea defensiva han llegado: Chen, Flavio Ferreira y Angeleri. Los dos primeros procedentes del San Francisco panameño y del Académica de Coimbra respectivamente, ambos muy jóvenes con 19 y 21 años. Por su parte, Marcos Angeleri, procede de Estudiantes y a sus 30 años cuenta con mayor experiencia. A día de hoy, Jesús Gámez sigue en el equipo pese a la oferta del recién ascendido a la Premier, el Cardiff, de cuatro millones.

El centro del campo, se ha apuntalado con dos nombres: el argentino Fernando Tissone, viejo conocido de nuestra Liga tras su paso por el Mallorca, y Bobley Anderson, el joven marfileño procedente del Wydad de Casablanca, que ya ha declarado que “espera estar a la altura de las expectativas”.

Para la delantera suenan con fuerza dos nombres: Borriello y Bendtner. La opción más factible para acompañar a los Roque Santa Cruz, Seba Fernández y Juanmi, parece la del danés debido a los vínculos de su mujer con la Costa del Sol. El que ya ha estampado su firma como jugador del Málaga es el delantero polaco, Bartlomiej Pawlowski, procedente del Poznan.

Así es como se está construyendo el nuevo Málaga, un club que trata de seguir los pasos de Dortmund y Oporto en la materia de fichar jugadores con escaso cartel y convertirlos en grandes futbolistas en el panorama internacional de los cuales poder sacar un gran beneficio económico y con los que poder luchar por grandes objetivos deportivos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies