El Sevilla hunde al Betis con una goleada (4-0)

CRÓNICA Y VÍDEO. El Sevilla humilló al Betis, que sigue como colista en Liga. El conjunto verdiblanco no supo reaccionar tras la expulsión de Paulao en el 42′. Bacca, Mbia, Vitolo e Iborra hicieron los goles sevillistas.

El Sevilla no tuvo piedad y machacó al Betis en un partido que se le puso de cara muy temprano. El Betis continúa colista en una Liga donde sólo ha sumado 9 puntos en 14 partidos. El más perjudicado de esta debacle es Pepe Mel. El entrenador bético pierde mucho crédito tras la humillación de su eterno rival. La mejor noticia para los verdiblancos es la vuelta de Rubén Castro, crucial para que este Betis remonte.

El partido empezó con la intensidad que merece un duelo entre Sevilla y Betis. No se había rebasado el primer minuto de partido cuando Reyes puso un balón a Bacca dejándole sólo contra Sara. El colombiano batió al portero bético y adelantó al Sevilla en el minuto 1. Como suele pasar en estos casos, al Betis le costó reaccionar ante el duro varapalo. El conjunto hispalense jugaba a otra velocidad mientras que el Betis se sentía incómodo al a hora de tener el balón.

La primera parte no tuvo numerosas ocasiones. La cantidad de faltas cometidas en ambos equipos dificultó la fluidez del juego. Muchos piques entre futbolistas típicos de un derbi sevillano. El betis empezó a coger ritmo en el partido y llegó con más facilidad al área sevillista. Iba mejorando según pasaban los minutos de la primera mitad. 

En el minuto 37, el Sevilla se llevó el primer susto. Nono envió un potente disparo desde tres cuartos de campo que golpeó en el palo. Quién sabe si ese gol hubiera cambiado el rumbo del partido. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. En el minuto 42, Paulao vio la segunda amarilla y dejó a un Betis con 10 jugadores y por detrás en el marcador. En esa falta llegó el 2-0. Rakitic puso un balón perfecto a la cabeza de Mbia. El camerunés remató y batió a Sara, quien pudo hacer algo más para detener el balón. 

Tras el descanso, el equipo verdiblanco no reaccionó. A los tres minutos de reanudarse el encuentro, Bacca pudo hacer el tercero, pero no definió tan bien como en su primer disparo del partido. El Sevilla controlaba el partido. Manejaba el balón y evitaba errores que supusieran algunos contragolpes, aunque con poca profundidad eln el juego ofensivo.

Aun así, no tardaría en llegar el tercer gol sevillista. Bacca asiste a Vitolo, que deja atrás a Sara y marca tras escorarse a la derecha. Todavía quedaba media hora de partido, y el Betis se temía lo peor. El Sánchez Pizjuán era una fiesta. La gente quería ver más goles de su equipo.

Tras el tercer gol salió al campo Rubén Castro, después de estar apartado durante mucho tiempo por una lesión, y creó más peligro que el todos los jugadores del Betis en los noventa minutos. El canario salió por Vadillo, que no estuvo acertado en su duelo particular con Figueiras.

Pasada la media hora del segundo tiempo, el Sevilla pudo hacer el cuarto. Iborra remató al palo, y su rechace lo desperdició Vitolo, que quiso fusilar al portero bético, y no supo dirigir correctamente el balón hacia la meta rival. El mediocentro sevillista tuvo otra oportunidad de hacer gol, y está sí la aprovechó. Otra vez en un córner, Iborra gana la posición y pone el 4-0 a falta de 4 minutos para el final del partido.

El partido fue una delicia para la afición de Nervión, que ovacionó a Bacca y Reyes cuando fueron sustituidos por sus grandes actuaciones en el derbi. El Betis ha encajado nueve goles en sus dos últimas visitas al feudo sevillista.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies