España, a por la Confederaciones frente a Brasil (0-0)

Después de un partido lleno de emociones, la Selección Española logra revivir la final de la Euro 2008 al eliminar a los italianos en la tanda de penales. La Roja se medirá en la final frente al local, Brasil, rodeado de hostilidad y mucha presión.

Fueron necesarios catorce penaltis para definir un partido desgarrador en Fortaleza, un ejercicio de supervivencia en el que España prevaleció tras firmar una tarjeta perfecta de siete penaltis transformados.

Fue un partido colosal por emocionante y jugado a cara partida, con la tensión propia de un Mundial y el desenlace propio del mejor de los dramas. Sobrevivió España a un partido en el que fue creciendo con el paso de los minutos para sobreponerse a una gran Italia de inicio.
 
La brillante disposición de Prandelli y el abnegado trabajo de sus hombres, llevó al límite a España. Alisto a cinco defensas y pobló el centro del campo con seis futbolistas que tejieron una tela de araña sin poros. Fue perfecta la organización táctica defensiva de Italia e inteligente y preciso su trabajo con el balón mejor que España.
 

No había movilidad en los jugadores de Del Bosque, lo cual ayudó a una Italia perfectamente dispuesta que, como siempre el número uno del “míster”, Iker Casillas se levantara con el título del salvador del equipo. Dos paradas a sendos cabezazos a quemarropa de Maggio encontraron la respuesta de un arquero superlativo, con un aura especial.
 
Achicaba como podía España que tenía el balón, pero no el control. Durante todo el partido, el defensa Ramos fue el mejor de la selección: un cacique al corte, infranqueable por arriba y atrevido para agregarse en la salida de balón que tantos problemas dio a España durante muchos minutos. Le asistió un pase inmejorable a Piqué que éste no pudo aprovechar.
 

Después de esa única acción de peligro por parte de la Roja, tuvieron que pasar varios minutos para que ocurriera de nuevo: una maniobra perfecta de Torres en el área que puso fin al primer tiempo que se puede describir como una primera parte emocionante por el esfuerzo y determinación de Italia.
 
Poco tuvo que ver lo que se vio tras la reanudación, en la que las infernales condiciones de calor y humedad aderezaron el cansancio a los 21 futbolistas que estaban en el terreno de juego. El encuentro se rompió, aparecieron los espacios y quien no tuvo el balón, sufrió.
 
España fue creciendo en ocasiones de peligro a medida que el partido avanzaba estrellando dos pelotas en el poste de Buffon. Después de estas ocasiones, el partido se jugó de ida y regreso entre ambas escuadras, sin embargo, ningún equipo logró abrir el marcador.
 
El tiempo se agotaba y los tiempos extras eran inminentes. En un juego equilibrado donde ambas escuadras generaban peligro la una a la otra, el calor hizo de las suyas y permitió que el segundo finalista se decidiera desde los 11 pasos.
 
 
Con 7 penales excelsos por parte de los españoles (Hernández, Iniesta, Piqué, Ramos, Mata, Busquets y Navas), el fallo del italiano Bonucci hizo realidad el sueño de muchos amantes del fútbol: Brasil vs España en el Maracaná. 
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies