Esta bola loca

Si hay algo que engrandece al fútbol es su carácter global. Miles de personas de todos los rincones del mundo disfrutan de este deporte, sea cual sea su condición. Un reflejo perfecto de la sociedad actual en el que, por supuesto, tienen cabida todo tipo de locuras, excentricidades, rarezas y curiosidades varias. Como la vida misma. Vamos a intentar reflejar algunas de las más sonadas y variopintas, ya que englobarlas todas resulta harto difícil.

Es imposible establecer un orden lógico de presentación para las distintas demencias que se pueden encontrar en el deporte rey. La devoción de algunos aficionados sobrepasa límites insospechados, llegando a tomar parte en causas como la religión. La Iglesia Maradoniana, fundada en 1989, es el mejor ejemplo del poder de influencia del fútbol. Entre sus principios y mandamientos, destacan celebrar la Navidad en torno a la fecha de nacimiento del barrilete cósmico o llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a los hijos. El desconcierto llega a tal punto que poseen hasta su propia versión ‘adaptada’ del Padre Nuestro y del Dios te salve.

deportesadictos.comLo cierto es que el propio Maradona fue un personaje excéntrico. No vamos a descubrir nada hablando de su calidad futbolística a estas alturas, pero sí conviene recordar sus trapicheos con las drogas, sus polémicas declaraciones o la controversia que provocó su estado tanto físico como mental tras su retirada.

Otra celebridad digna de mención es, cómo no, Sir David Beckham. El inglés es uno de los iconos de la actualidad y, para no perder comba con el resto del ‘famoseo’, dispone de todo un catálogo de delirios a sus espaldas. A sus arriesgados cambios de look hay que sumarles los mil y un tatuajes que luce por todo el cuerpo, sus continuos coqueteos con el mundo rosa y con las pasarelas, y por si fuera poco, una fobia al desorden que le obliga (o les obliga a sus asistentes) a colocar todos y cada uno de los objetos de su hogar concienzudamente. 

teamtalk.com

El aspecto físico de determinados futbolistas ha dado muchísimo juego tanto a aficionados rivales como a la prensa. En estos tiempos que corren, lo más llamativo lo encontramos en el mediapunta del Everton Fellaini y su inmenso pelo a lo afro, y en las trenzas de colores de Vagner Love. Sin olvidar, faltaría más, al otro enamorado del folclore, Guti.

Pero si nos remontamos años atrás, encontramos desde apariencias solemnes pero a la vez llamativas, como la mítica calva de Zidane, a otras más complicadas como el flequillo ‘aerodinámico’ de Ronaldo o el poco respeto que mostraba Abel Xavier por su cuero cabelludo. Y qué decir, hablando de la imagen de los jugadores, del arco iris que forman en el terreno de juego las botas de hoy día. Atrás quedan aquellos tiempos en los cuales las zapatillas pasaban desapercibidas por su color negro.

El primero en desafiar esta monotonía fue Alfonso, el delantero de Real Madrid, Betis o Barcelona, que se atrevió a contrastar con sus botas blancas. A partir de ahí, comenzó el despelote. La imaginación (o el mal gusto, según se mire) de las marcas deportivas ha dado lugar a zapatillas rosas, como las que lució con más pena que gloria Ribèry (le duraron dos partidos), o algunas más propias de Spiderman, como de las que presume hoy Sergio Ramos. Volviendo a Alfonso, conviene recordar que un día, por inspiración divina decidió jubilar sus legendarias botas blancas y sustituirlas por unas doradas. Lo hizo al firmar por el Barça, y ya se sabe como acabó su etapa azulgrana. 

theoffside.com

Analizando todo tipo de hechos insólitos, los porteros cobran un papel protagonista. El guardameta siempre ha sido considerado de por sí un excéntrico. Si alguien contribuyó a alimentar y confirmar esta teoría, fue el francés Fabien Barthez. Sus gestos, provocaciones y, por qué no, sus inexplicables errores basándonos en su calidad, le hicieron merecedor de esta fama. Más tan solo es el más reciente o mediático. Higuita pasó a la historia hace años gracias al famoso ‘escorpión’, esa parada acrobática casi suicida. Como lo eran también sus jugadas con el pie fuera del área.

Esta habilidad, desconocida para un portero por entonces (hablamos de los 80), ha proporcionado bastantes curiosidades en los años venideros con otros personajes. El más meritorio y digno de mención es sin duda Jorge Campos, mexicano que jugó en los noventa. En el equipo de su debut, los Pumas de la UNAM, se encontró sin hueco en la portería, por lo que ni corto ni perezoso jugó de delantero. Desde entonces, en cuanto se hizo con la titularidad del arco, protagonizó numerosas escenas de película al cambiarse de uniforme en mitad del encuentro para continuar como atacante. Tuvo un registro goleador generoso teniendo en cuenta sus circunstancias, 35 goles incluido uno de chilena. 

No es el único cancerbero goleador. Chilavert es de sobra conocido por bombardear porterías rivales con sus lanzamientos de falta. Su caso es ciertamente espectacular, ya que alcanzó los 62 goles, si bien es cierto que su carrera fue antológica, alcanzando los 24 años como profesional. Sus cifras registrarían un récord mundial de no ser por Rogério Ceni, portero del Sao Paulo ducho también en las jugadas a balón parado. El brasileño superó en 2006 al paraguayo con 64 goles en su haber.

Actualmente, estos ‘pateadores’ han dejado el relevo a Butt, el guardameta alemán que presenció la volea de Zidane en primera persona. Antes de su paso por el Bayer Leverkusen, anotó 19 goles con el Hamburgo en cuatro temporadas. Con los subcampeones de Europa quedó relegado a un segundo plano entre los especialistas a balón parado, consiguiendo tan solo 7 goles. Aunque siempre quedará en la retina de los aficionados aquel penalti que transformó frente al Schalke 04 y su posterior recreación durante el festejo del gol, la cual le costó que el rival tuviese el tiempo suficiente para chutar desde el centro del campo y marcar, ante la incrédula mirada de un Butt que volvía triunfal a su área.

Precisamente, las celebraciones son otro aspecto con páginas y páginas de historia viva. Las hay representativas y personales, como el arquero de Kiko, el beso al anillo de Raúl, el violín de Gilardino, la metralleta de Batistuta o el saludo surfero de Ronaldinho, pero también otras más controvertidas, véase a Robbie Fowler tratando de esnifar la línea de cal a cuatro patas. Sin olvidar las famosas ‘cucarachas’ de Roberto Carlos, Robinho y Baptista, el cómico baile del robot del espárrago Crouch o, en otra tónica más desagradable, los saludos fascistas de Di Canio.

Para poner el punto y final a esta breve reseña de lo mucho que da de sí el fútbol, es ineludible hacer referencia a las supersticiones. Desde las míticas toallas de Cañizares, las cuales le costaron más de una burla y robo a lo largo de su carrera, hasta la costumbre prehistórica de entrar al terreno de juego con el pie derecho, dando lugar a imágenes un tanto curiosas con jugadores saltando a la pata coja.

Sin embargo, la palma se la llevan dos genios. El primero, Dennis Bergkamp y su más que inoportuna fobia a los aviones. El histórico delantero ‘gunner’ llegó a incluir en su contrato una cláusula mediante la cual quedaba autorizado para no viajar junto al equipo en avión, teniendo que desplazarse en coche en solitario la mayoría de las ocasiones. Algo que si bien no resultaba demasiado incómodo cuando se trataba de la Premier, se convertía en una odisea a la hora de jugar competiciones europeas. Tenía tal pánico a los pájaros de acero que llegó a completar 20 horas entre coche y tren, mientras sus compañeros tardaron apenas cuatro horas de vuelo en llegar a Florencia para jugar contra la Fiorentina.

El otro grande que ilustra nuestra despedida es Manuel Ruíz de Lopera. Un hombre devoto y creyente como pocos, que convirtió en tradición hacer besar santos a sus jugadores o mostrarles personalmente la Semana Santa sevillana. Y es que el fútbol en ciertas ocasiones se convierte en un asunto divino. Que se lo digan a la iglesia con la que abríamos el reportaje.

Twitter: @NJSaez

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies