La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Luis Suárez sentenció el empate en Recife (2-2)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

En la ciudad de Recife, el Arena de Pernambuco fue el reducto elegido para albergar un partidazo entre dos titanes sudamericanos que acabó en un entretenido empate entre la selección brasileña, que dominó la primera parte, pero que no pudo aguantar el resultado ante un Uruguay que sacó la garra de Luis Suarez para empatar el encuentro. Douglas Costa y Renato Augusto anotaron las dianas verdeamarelas, mientras Cavani y el pistolero hicieron lo propio por los celestes.

Brasil estaba llamada a ser protagonista, en su feudo, con la multitud enardecida y las emociones a flor de piel. Sin duda no defraudaron, cuando en el pitazo de inicio, el balón fue rotando en el mediocampo, hasta que pasaron a la banda derecha, donde Dani Alves hizo la fugaz conexión con William. El hombre del Chelsea llegó a la línea de fondo, se dio media vuelta y sacó un centro preciso de pierna zurda que encontró a un inquieto Douglas Costa, que de aire la tomó de una forma poco ortodoxa pero muy eficaz y anotó el prematuro gol, cuando ni siquiera se había cumplido el primer minuto de juego.

Foto: http://www.conmebol.com/

Esa anotación de vestidor, significó para Uruguay un gran balde de agua fría. Sin embargo, el equipo celeste siempre ha sido característico por ser intenso, sobre todo cuando van abajo en el marcador. De esa manera, en una salida del equipo brasileño, Miranda perdió una pelota con Edinson Cavani, el delantero rápidamente jugó con Luis Suarez y el pistolero abrió juego a la banda izquierda con Cristian Rodríguez, que llegó muy tarde al balón y no pudo aprovechar tan buena oportunidad.

Cuando el reloj marcaba los 7' minutos, Brasil estuvo a punto de agrandar la diferencia en el marcador.Dani Alves abandonó momentáneamente su banda natural y se fue al medio, allí recibió, pausó el juego, alzó la mirada y vio completamente solo a Neymar Jr que ante la marca de los defensas rivales, la bajó con mucha calidad, se perfiló para su pierna derecha y mandó un disparo muy bueno que acarició la red.

Conforme pasaba el tiempo, la canarinha se fue relajando, con su efímera ventaja aun reluciendo. La confianza pudo ser su principal error, ya que en un descuido, Álvaro Pereira quedó solo en el carril izquierdo y mandó un centro que encontró al goleador Luis Suarez, que no pudo hacer un buen contacto, pero por poco sentencia el empate.

El estratega al mando de la verdeamarela, Dunga, no pudo ocultar su malestar ante tal descuido, así que empezó a realizar señas y soltó carios gritos en regaño a sus jugadores. Dicho llamado de atención por parte del entrenador al parecer sirvió, pues a los 20', Douglas Costa sacó a relucir toda su magia, dejando varios hombres en el camino y soltó en última instancia el pase magistral a Neymar, que ante el achique de Muslera, el jugador del Barcelona tomó una apresurada decisión al chutar con su pierna menos hábil.

Uruguay caía en el juego de Brasil, que pasó a dominar los tiempos del juego a placer.Así cayó la segunda anotación brasileña. Neymar bajó a la zona de creación, hizo un par de fintas e hizo conexión hacia la zona derecha del área rival, donde estaba sorpresivamente Renato Augusto, que sin tocar la pelota, con el puro cuerpo engañó a Muslera, y el nuevo fichaje del Beijing Guoan chino anotó el segundo tanto, que parecía darle tranquilidad a los suyos.

Foto: http://www.conmebol.com/

El poder alargar la ventaja, sirvió de incentivo para la selección local, que ante su hinchada eufórica, siguió proponiendo. Cada nueva llegada del conjunto brasileño era una sorpresa, con Neymar que jugando de falso delantero se paseó por todo el campo y, William en conjunto con Douglas Costa, se intercambiaron de banda en varias ocasiones para generar variaciones en la metodología de ataque.

Pese a la fuerte presión de los de Dunga, que tenían el juego dominado. Uruguay tuvo su momento de destello y pudo descontar antes del descanso. En el minuto 30', una jugada desde la banda izquierda, el Palito Pereira con su perfil natural se sacó de la manga un centro enroscado que parecía irse por la línea de fondo, pero allí estaba Carlos Sánchez para hacer el trabajo de pívot y bajarla al medio para Edinson Cavani, que con mucho pundonor y fuerza la mandó al fondo de las redes con su pierna zurda. Su rostro lleno de euforia tras el gol, fue un grito alentador, que sirvió de desahogo.

Foto: http://www.conmebol.com/

Aunque la distancia numérica entre ambos se acortó, muy poco cambió el curso del partido. Brasil siguió siendo muy superior, tomando la posesión total del balón, mientras Uruguay esperaba paciente atrás, ligando que el tiempo se acabase lo más pronto posible para tomar un respiro.

Con el arranque del segundo tiempo, Uruguay salió mucho más incentivado, con la determinación que les faltó en la primera mitad. De ese modo cuando apenas iba el minuto 47', Luis Suarez recibió en el área chica, desde el carril derecho, y dejando atrás a David Luiz y Miranda que se durmieron en la marca, el delantero uruguayo demostró porqué está compitiendo por la bota de oro en este año, al definir de una muy grata manera, donde Muslera hizo contacto, pero no pudo evitar que el balón entrara. El goleador charrúa celebró con una dedicatoria para su fisioterapeuta: Walter Ferreira, quien le ayudo a recuperarse de una manera fugaz hace dos años, en el marco del mundial Brasil 2014.

Foto: http://www.conmebol.com/

Con el luminoso marcando un empate, Brasil intentó responder de inmediato, pero su juego lúcido se quedó en el primer tiempo. Las salidas de los volantes como Luiz Gustavo y Fernandinho, se sentían muy tensas y el equipo en general cayó en un bache del cual le costó demasiado salir. Además Uruguay siempre estuvo activo con su línea de volantes, en la que Álvaro González entró por Cristian Rodríguez para apoyar a Arévalo Ríos y Matías Vecino.

Con la desesperación en el ambiente, Neymar Jr se vio en la necesidad de buscar faltas técnicas que lo ayudasen a acercarse un poco más al objetivo del desempate. Pero la terna arbitral, comandada por Néstor Pitana no cayó en el juego del brasileño, siempre característico por poseer dicha malicia. Uruguay por otro lado, se concentró en aprovechar al máximo todas las jugadas a balón detenido que se le presentasen.

Paulatinamente, el partido se fue adormilando, donde una ocasión por cada lado, fue lo único que se pudo ver antes de llegar al final. El Scratch, con Philippe Coutinho, que ingresó por Fernandinho, tuvo su chance al atreverse desde media distancia, sacando un trallazo que alertó al portero. Enseguida, por medio del contrataque, Muslera sacó en largo y Luis Suarez aprovechó lo dubitativa que estaba la defensa brasileña para ganar la posición y de volea disparar, pero Alisson Becker bien atento estaba para achicar y tapar la inmejorable acción charrúa en el ocaso del partido.

Ficha técnica:

Brasil: Alisson - Daniel Alves, Miranda, David Luiz, Filipe Luís - Renato Augusto, Fernandinho (Philippe Coutinho 66), Willian (Lucas Lima 84), Luiz Gustavo, Douglas Costa - Neymar. DT: Dunga.

Uruguay: Fernando Muslera - Jorge Fucile, Sebastián Coates, Mauricio Victorino, Álvaro Pereira - Arévalo Ríos, Carlos Sánchez (Christian Stuani 80), Matías Vecino, Cristian Rodríguez (Álvaro González 46) - Luis Suárez, Edinson Cavani. DT: Óscar Tabárez.

Goles:

Brasil:Douglas Costa (1'), Renato Augusto (25')

Uruguay:Edinson Cavani (31'), Luis Suárez (47')

Amonestaciones:

Brasil:Neymar (62'), Dani Alves (75), David Luiz (81')

Uruguay:Luis Suárez (55').

Twitter: @Mojtro

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas