La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Manuel Neuer, el quinto hombre de la zaga

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

El 27 de marzo del año 1986, Alemania fue testigo del nacimiento de uno de los más grandes porteros en la historia su balompié: Manuel Neuer. Un hombre que desde corta edad siempre tuvo la convicción de ser futbolista profesional, triunfar en un equipo élite y por supuesto, ser campeón del mundo. Hoy, a sus 30 años de edad, ha logrado todas sus metas, pero sigue sorprendiendo a propios y extraños bajo los tres palos del Bayern Múnich y la selección.

La histórica y bien reservada ciudad de Gelsenkirchen, vio crecer al joven Neuer, quien desde muy pequeño solo tenía en mente una cosa: el fútbol. Los inicios el imberbe guardameta alemán se situaron siempre en el equipo de su localidad: el FC Schalke04. Allí, Manuel arrancó desde las categorías inferiores cuando apenas tenía 5 años de edad, teniendo su primer partido con la filial más lozana del equipo el 3 de marzo 1991.

Muchos deportistas en sus comienzos, suelen tener rituales, manías o simplemente costumbres antes y después de su accionar de trabajo. Manuel Neuer no fue la excepción. Jugando con las inferiores del Schalke, el ahora portero del Bayern Múnich acostumbraba a tener consigo uno de sus juguetes favoritos: su osito de peluche. El cancerbero declaró en un medio alemán que el tener a su “amigo” acompañándolo en la portería le transmitía confianza, lo hacía sentir de alguna manera escoltado. Además, añadió que lloraba cada vez que le hacían un gol, pues sentía que era su culpa.

Aunque curioso, aquella anécdota no pasó a ser más que eso. A fuerza de actuaciones magistrales y por mérito de sus impresionantes dotes físicos, el niño que no podía disputar un partido sin un oso de peluche en la esquina del arco, se fue abriendo paso en el club de intensos colores azules. Jugó en todas las categorías, hasta que en el año 2005, con los 19 recién cumplidos, fue fichado por el primer equipo. Hizo su debut oficial en la Bundesliga un año más tarde, y poco a poco se fue ganando la confianza del entrenador, que en aquel entonces era Ralf Rangnick.

Sus despliegues en el arco empezaron a ser sublimes; sus salidas, muy limpias. Defendía la portería de la mis manera que una madre defiende a su hijo. Accionaba junto al equipo y jugaba con un sentimiento fundamental en cualquier futbolista: la pasión. Con esto, sus presencias como titular en el Schalke se hicieron más frecuentes, al igual que sus intervenciones decisivas. El equipo de Gelsenkirchen tenía en sus filas a un fuera de serie, hasta que llegó a su punto límite.

El punto de quiebre entre Neuer y el “S04” –Seudónimo del Schalke04- se dio en los tres años gloriosos tanto para el equipo, la selección y para sí mismo. En el 2008, el Schalke llegó a cuartos de final de la Champions League, luego de vencer en la tanda de penales al FC Oporto. El ya consagrado arquero, contribuyó con dos atajadas a especialistas en el rubro, como los son: Bruno Alves y Lisandro López. Posteriormente cayeron derrotados ante el Barcelona. Pero dicha actuación le dio su pase directo a ser llamado para disputar la Eurocopa sub21 llevada a cabo en Suecia el año siguiente, donde Manuel guio a la "Mannschaft" a coronarse como monarca europeo juvenil. Dejando un saldo de solo un gol encajado en todo el campeonato y siendo elegido mejor portero de dicho certamen.

Foto: http://www.fifa.com/

Pero en el 2010, luego de la trágica y lamentable muerte del recordado Robert Enke, Neuer entró en la convocatoria para la eliminatoria rumbo al mundial de Sudáfrica. Luego, y como de costumbre, se ganó su puesto como titular, justo antes de iniciar el certamen más grande a nivel de selecciones. Representando a su país en aquella cita mundialista, recibió un solo gol en fase de grupos y apenas 4 en instancia eliminatoria, donde cayeron por la mínima ante España, con un golazo de cabeza de Carles Puyol. Esa derrota significó su eliminación, pero también simbolizó el inicio de una era bajo los tres palos.

Esas apariciones lo ponían en la bolsa de mercado de varios clubes grandes de Europa. Era claro que sus habilidades debían ser trasladadas hacia el próximo nivel, su talento así lo exigía. De esa manera apareció el Bayern de Múnich en su vida. El presidente del conjunto bávaro: Karl-Heinz Rummenigge dio a conocer al mundo su interés por el guardameta campeón europeo, y, aunque el Schalke negó que el jugador fuese vendido, la ida del nacido en Gelsenkirchen fue inevitable. El 1 de junio de 2011, se anunció su traspaso al club por 18 millones de euros.

Con su llegada a la escuadra muniqués, el meta sensación de Alemania, ya estaba siendo comparado con algunos colegas y compatriotas en la historia del fútbol teutón, como Oliver Kahn o Jens Lehmann, los cuales Neuer siempre hizo público, eran sus ídolos. Con esas expectativas llegó el agradable jugador al equipo más exitoso del fútbol alemán.

En Múnich, el guardameta ya hecho un hombre se consagró como lo que es actualmente. Sus 1,93 metros de altura, generaban dudas en Jupp Heynckes –su primer entrenador en el Bayern-, pero sus acciones desvanecían cualquier tipo de perplejidad que existiese. La altura no es un problema para el que en 2011 fue premiado como el mejor futbolista alemán, que se mueve en el área chica con la misma velocidad de un corredor que quiere llegar a la meta, y su juego con los pies se hace tan cotidiano como el tomar un vaso de agua.

Fue clave en el pase a la final de la Champions en la temporada 2011/2012, donde el Bayern venció en la pena máxima al Real Madrid. Neuer nuevamente atajó dos penales, a Ricardo Kaká y Cristiano Ronaldo. En la tan esperada final, el Allianz Arena era el estadio escogido para jugarla, los bávaros en su feudo salieron confiados, pero nuevamente los tiros desde el punto del área fueron protagonistas, aunque con la suerte echada en contra, pues acabaron perdiendo ante el Chelsea por esa misma vía.

Foto: http://www.fifa.com/

El fútbol da revanchas y al Bayern de Múnich le dio una nueva oportunidad de volver a intentarlo el año siguiente. Luego de triunfar en la Bundesliga y en la Pokal –Copa Alemana- El club rojo volvió a encontrarse en la final de la Liga de Campeones, esta vez contra un equipo de su misma nacionalidad: El Borussia Dortmund, al cual vencieron con un poco de incertidumbre 2-1 y con una gran actuación de Manuel Neuer, lograron coronarse como monarcas del viejo continente. 11 goles encajados en 10 partidos,fueron sus impresionantes números y fue galardonado por la IFFHS como el mejor portero del mundo en 2013, 2014 y 2015.

Entre tantas alegrías para el arquero rubio, ganador del triplete con el Bayern, no fue sorpresa su llamado al a selección alemana para disputar el Mundial Brasil 2014. Los alemanes tuvieron un paso arrasador, donde solo Ghana logró quitarle puntos. Vacunaron a todos sus rivales de una manera avasalladora, incluyendo el recordado 7-1 ante el anfitrión Brasil. Neuer permitió solo 4 goles en el campeonato, siendo parte vital de nueva manera para el equipo. Ganó el guante de oro al mejor arquero de la justa. Fue en este mundial, donde el arquero perfeccionó su más grande marca que tanto lo caracteriza: la salida. Tiende a anticiparse a los pases profundos, saliendo de una manera que lo posiciona como una especie de líbero, dispuesto a defender con la línea de jugadores.

Foto: http://www.fifa.com/

Este tipo de hazañas y moderna manera de portear, lo llevaron a estar entre los tres finalistas de la gala de FIFA Balón de Oro, que se le otorga al considerado mejor futbolista del mundo. Solo Lev Yashin en 1963, ha logrado ser el único guardameta en obtener el balón de oro. Al final, Manuel fue tercero en la votación, detrás de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Hoy por hoy, a sus 30 años de edad, no es un secreto para nadie que Manuel Neuer es el mejor arquero del mundo, sus acciones así han hablado por si solas y la manera en la que revolucionó la posición más importante del campo, será su legado el día que abandone las canchas. Es una realidad, cuando se dice que es: el quinto hombre de la zaga.

Twitter: @Mojtro

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas