La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

España mantiene el tipo con EEUU y buscará el bronce (76-82)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

España luchará por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tras caer contra Estados Unidos en semifinales de baloncesto. La Selección mantuvo el tipo y dio la cara ante el mejor equipo del mundo, que siempre estuvo por delante y tuvo el partido bajo control.

Tal y como pasó en Pekín y Londres, España y Estados Unidos volvieron a verse las caras en una olimpiadas. Y tal y como pasó en las citas anteriores, el conjunto nacional acabó sucumbiendo ante la superioridad de la NBA. No obstante, fue una derrota muy digna, en un partido en el que la Selección nunca se dejó ir y mantuvo la competitividad hasta el último segundo.

Lo único que no funcionó en España como en otras citas fue la puntería. La defensa brilló, obligando a los americanos a ganar con su anotación más corta en lo que va de competición (82 puntos), pero el acierto que hubo ante Lituania, Argentina o Francia bajó ligeramente. Tampoco ayudó el rebote, casi siempre dominado por los 'gigantes' de Coach K.

Estados Unidos comenzó fuerte, marchándose tras los diez primeros minutos con una ventaja de nueve puntos (17-26). No obstante, España 'renació' antes del descanso y firmó un segundo cuarto casi perfecto, que ganó 22-19 y le permitió irse al vestuario con solo seis puntos de desventaja (39-45).

Las técnicas también marcaron el partido, aunque 'salpicaron' a ambos bandos. Los árbitros marcaron el listón bastante por debajo de lo habitual teniendo en cuenta la tensión del partido y sufrió notables parones. Antes de la reanudación, los colegiados charlaron con ambos banquillos y establecieron un nuevo criterio, que perjudicó ligeramente a los españoles.

Con un Kevin Durant bastante discreto, Klay Thompson fue el alma de Estados Unidos en la primera mitad, anotando 17 puntos. Luego le llegó el turno a Kyrie Irving. En España, un notable Pau Gasol intentó hacer creer a sus compañeros con 23 puntos, pero no todos aguantan tres lustros en el olimpo de la NBA.

Con DeAndre Jordan en estado de gracia, Estados Unidos llegó por primera vez a los 10 puntos de ventaja y dejó bien claro que el ritmo del partido estaba en sus manos. Lo hizo, además, cuando 'más duele', en el momento que España debía echar el resto para intentar agarrar el sueño. Nunca fue posible.

Aún así, un brillante Sergio Rodríguez espoleó a la Selección en los minutos finales, impidiendo que los americanos hicieran sangre y manteniendo un marcador igualado. Una buena señal de cara al último gran reto de una generación irrepetible. Su historia en Río de Janeiro aún no ha terminado. El domingo toca pelear por otra medalla, en esta ocasión, de bronce.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas