La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

La generación dorada se despide con un bronce (88-89)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

La Selección de baloncesto volvió a subirse al podio en unos Juegos Olímpicos y se hizo con el bronce tras ganar a Australia. Los chicos de Scariolo se llevaron el partido en los últimos segundos, gracias a dos tiros libres de Sergio Rodríguez y a una buena defensa en la última jugada del encuentro.

Ha sido un viaje glorioso, pero para muchos llega a su fin. Tras lograr la plata en Pekín 2008, Londres 2012 y el bronce en Río 2016, gran parte de la generación dorada del baloncesto dirá adiós y no estará en Tokio 2020. Es el caso de Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón o Felipe Reyes.

Tras la 'final anticipada' ante Estados Unidos en semifinales, la Selección de Scariolo pasó algunos apuros ante una Australia que se rehízo tras el descanso. España dominó en los primeros 10 minutos, con un 17-23 y seis puntos de ventaja, que pudieron ser más de no ser por el acierto de David Andersen.

En el segundo cuarto, el equipo nacional amplió la ventaja hasta los 12 puntos en lo que parecía un plácido camino hasta el bronce, pero entre Mills, Andersen, Dellavedova o Motum, los de Lemanis firmaron un parcial de 10-0 justo antes del descanso y se marcharon a vestuarios con un 38-40.

Pau Gasol, con 31 puntos, tuvo una despedida soñada, siendo el máximo anotador del partido. Le siguió muy de cerca Patty Mills, que se quedó en 30. El australiano fue clave en el tercer y último cuarto, logrando que su selección se colocase por encima en el marcador (no lo hacía desde el 2-0 inicial) y llegase a los instantes finales por delante.

Con el bronce moviéndose de un bando a otro constantemente, dos tiros libres de Sergio Rodríguez cambiaron definitivamente la suerte del partido. El Chacho anotó ambos a falta de solo 5 segundos para el final, colocándose con 11 puntos, y poniendo el 88-89 en el marcador. Andrej Lemanis pidió tiempo muerto y Australia buscó el milagro, pero una intensa defensa española no les dejó ni tirar, perdiendo el balón y abrazando el bronce.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas