Llorente, la polivalencia de La Fábrica

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Diego Llorente es uno de los canteranos de moda en el Real Madrid. Desde 2002 en La Fábrica, el central del Castilla evoluciona en cada partido para convertirse algún día en un fijo del primer equipo. 

Llorente es uno de los defensas con más proyección en la cantera madridista. El cuerpo técnico del Real Madrid lo sabe, y por eso ya le ha dado la oportunidad de jugar en Chamartín esta temporada. Mourinho, en su último partido como técnico blanco, también le permitió jugar unos minutos contra Osasuna, siendo la primera vez que el central vestía la camiseta del Real Madrid con el primer equipo.

A sus 20 años, el defensa es internacional sub-20 con la selección española y un fijo en el Real Madrid Castilla. Después de pasar por todas las categorías inferiores del club desde Benjamín, el jugador ha conseguido asentarse en la Liga Adelante con el Castilla. Hasta el momento ha disputado 24 partidos y ha marcado 1 gol. ¿Cuáles son las grandes características de Llorente? El madrileño tiene una gran polivalencia. Aunque su posición natural es la de central, también puede ejercer un buen papel como lateral derecho o izquiero si su equipo lo necesita. Además, es un jugador notable en la anticipación y buen juego aéreo, condiciones vitales para un central.

Llorente no solo ha evolucionado en el Real Madrid. Como internacional, el jugador merengue disputó el pasado verano el Mundial sub-20 de Turquía, en el que jugó tres partidos del campeonato. Al margen del fútbol profesional, Diego no ha descuidado sus estudios. El defensa está realizando Magisterio en la Universidad Rey Juan Carlos I, combinando así sus compromisos deportivos con una carrera universitaria. 

Como colofón a los últimos días de Llorente, Ancelotti ha decidido convocarle para la Final de Copa del Rey ante el Barcelona debido a la cantidad de bajas en defensa. Un sueño hecho realidad para un jugador que valora cada minuto en el primer equipo. "Agradecemos la confianza que tiene Ancelotti en la cantera. Es un orgullo ver el banquillo lleno de canteranos", declaró el jugador tras el partido contra el Almería.

Las cosas no pueden salir mejor hasta el momento para él. Este miércoles podría celebrar su primer título como jugador del primer equipo. Quién sabe si sería el primero de muchos más en un futuro no muy lejano. De momento, Llorente mantiene la ilusión de un niño cada vez que tiene la oportunidad de compartir vestuario con jugadores de talla mundial. Principalmente con su ídolo, Sergio Ramos.

Llorente tiene un gran reto por delante. En un equipo con una de las mejores defensas del mundo, el canterano tendrá que seguir trabajando para jugar con regularidad. Llorente, que ha conseguido todo por méritos propios, seguirá saboreando cada momento que le ofrezca Carlo Ancelotti como ha hecho hasta ahora.

 
  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

Login Form

   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas