La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Prandelli, el nuevo 'César' del banquillo de Mestalla

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Prandelli ha sido el elegido por Peter Lim y Suso García Pitarch para capitanear el Valencia, al menos hasta junio de 2018. El San Benito de novato era algo que perseguía a los últimos técnicos instalados en el club, por lo que la experiencia y el reconocimiento a nivel mundial que posee el italiano, han sido factores claves para su contratación.

Hay que remontarse a tiempos de Claudio Ranieri, para encontrar a un técnico tan contrastado como Cesare Prandelli en la capital del Turia. Al igual que en el caso de Ayestarán, el bagaje de los anteriores inquilinos del banquillo Che al llegar a este, era prácticamente inexistente. Desde la marcha del actual técnico del Leicester City, tan solo Valverde había disputado más de tres temporadas completas, a la cabeza de alguno de los equipos de las cuatro grandes ligas europeas (inglesa, italiana, alemana y española), seguido de Miroslav Djukic con dos, y Unai Emery y Quique Sánchez Flores con una. Koeman, Pellegrino, Pizzi, Nuno y Neville, al igual que Pako, carecían de cualquier experiencia previa en estas competiciones.

En su contra, puede alegarse que su palmarés de títulos está vacío, y que en su única aventura lejos de Italia fracasó, siendo destituido del Galatasaray cuando tan solo había disputado 16 partidos. Ha sido en su país natal, donde el exutbolista ha desmotrado su valía como técnico, llegando a entrenar hasta a siete conjuntos diferentes, además de a la selección nacional. Su primer gran logro llegó en 1999, cuando consiguió el ascenso del Verona a la Serie A, hazaña que años más tarde repetiría con el Venezia. Ya en el Parma, el de Brescia comenzó a destaparse como uno de los mejores técnicos italianos, dejando dos veces consecutivas en quinto lugar a los parmesanos.

Tras un año apartado de los banquillos debido a problemas familiares,  regresó al Calcio, de la mano de la Fiorentina, a la que devolvió el cartel de equipo grande, alcanzando unas semefinales de Europa League, y clasificando al conjunto Viola para la Champions. Sus números en Florencia le sirvieron para dar el salto a la Azzurra, con quien a punto estuvo de levantar la Eurocopa de 2012,pero se topó con España.

Como demostró con la selección, el estilo de juego de Prandelli queda lejos del clásico catenazzo. El técnico cambió la forma de ver el fútbol en el combinado nacional, buscando ser el dueño y señor de la posesión, aunque sin olvidar la faceta defensiva, presente en su genética. Sin tener en cuenta la obsesión por la preparación táctica, Prandelli ha contado con tres denominadores comunes a lo largo de sus dos etapas más duraderas como entrenador: En primer lugar, la presencia de dos laterales con recorrido es fundamental para el técnico, algo que sí se ajusta a la plantilla valencianista, con Gayà y Cancelo. La existencia de un 5 que se incruste entre los centrales para sacar el balón jugado, pero que además equilibre al equipo, también es primordial en el esquema de Prandelli. El ejemplo más claro lo encontramos en Pirlo, pero ya en la Fiorentina, Montolivo desarrollaba ese papel. En el actual Valencia, Parejo es el único capacitado para ejercer dicha función.

Por último, el ex seleccionador italiano siempra ha contado con al menos un 9 referencia en sus filas, por lo que aunque parezca mentira, más de uno en Valencia puede estar arrepintiéndose de la cesión de Negredo. Santi Mina, Munir y Rodrigo, no se ajustan del todo a este perfil, pero como el propio técnico aseguró en su presentación, su prioridad no es otra que adaptarse a lo que tiene, y tratar de revalorizar la plantilla.

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas