La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Mascherano: "No toco la pelota, la pelota toca en mi mano"

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Javier Mascherano habló tras el partido y respondió sobre la posible mano que pudo haber sido penalti a favor del Villarreal, pero que el colegiado no señaló. "No la toco yo, me toca a mí", dijo el centrocampista, que aún cree en LaLiga: "Falta aún una vuelta entera y somos el Barcelona, no está permitido caerse".

Se dice que hay penalti por mano tuya...

No, no la toco, la pelota toca en mi mano, que es diferente, ¿entiendes la diferencia? Una cosa es querer tocarla y otra cosa es que la pelota vaya a tu mano. La diferencia es bastante grande cuando uno la quiere tocar y cuando la pelota va a tu mano.

¿Se ha sido injusto con vosotros?

No, no, no hablo de injusticias, no me gusta hablar de eso, digo que la pelota me toca en la mano, no la toco yo. Nada más.

¿Qué mensaje da a la afición?

Bueno, creo que hemos hecho un buen partido, hemos generado muchas situaciones para ganarlo pero no hemos conseguido demasiadas, ellos han tenido dos o tres y las han aprovechado con una contra que han tenido. Creo que el nivel del equipo ha sido bueno, lo hemos intentado hasta el final, hemos conseguido un empate y lamentablemente estamos en una fase donde las situaciones que nos generan nos terminan penalizando mucho más de lo que nosotros generamos. Tenemos muchas y no las podemos concretar.

¿Sigues creyendo en LaLiga?

Sí, totalmente, faltan todavía una vuelta entera y esto da para muchas cosas, hay que seguir. Aparte, somos el Barcelona y no está permitido caerse y hay que luchar hasta lo último.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

Login Form

   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas