La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

La polémica ensucia el fútbol en el Estadio de la Cerámica (1-1)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Leo Messi volvió a ser el salvador de un Barça que cada vez genera más dudas. Escudándose en los evidentes, por otra parte, errores arbitrales, los de Luis Enrique mostraron un fútbol sin ideas, con un Neymar fallón y un Mascherano que con cada partido evidencia más sus carencias como central. Sansone culminó una gran jugada individual para abrir el marcador, mientras que Messi, cuando el duelo ya agonizaba, firmó el empate de falta directa.

Siempre se ha hablado de la messidependencia, y el Barça ha sabido callar las críticas gracias a Neymar, encargado de echarse a la espalda al equipo ante la ausencia del argentino. Pero cuando solo está Messi, y el brasileño parece no haber despertado de su letargo que comenzó allá por octubre –o incluso podría decirse que empezó a mostrar signos la pasada temporada-, la cosa cambia. Parece pedir a gritos una dosis de banquillo, sobre todo atendiendo a los partidazos de Arda Turan cada vez que su técnico apuesta por él.

Si a eso sumamos la falta de gol de los centrocampistas y la de un Luis Suárez que ha perdido la magia de asociarse con Leo en los últimos partidos, el problema va en aumento. Pero si al Barça, conocido por ser tan letal al ataque como sólido en defensa, le falla Mascherano, los tópicos se derrumban.

Luis Enrique, escudado en sus ataques a la prensa, sigue sin querer admitir, al menos públicamente, que su Barça juega mal. Parece tener entendido por ‘jugar bien’ la capacidad de asociarse, de combinar, algo que en algunos momentos en el ‘nuevo’ Estadio de la Cerámica ha sido capaz de conseguir, pero el fútbol son goles, y en eso los azulgrana no van sobrados desde que comenzó el año, e incluso antes.

Aunque al final del primer tiempo el Barça hubiera terminado con más posesión, el que verdaderamente olió el gol fue el Villarreal, capaz de crear la sensación de peligro en cada recuperación, armando un veloz contragolpe que a los Piqué y compañía rara vez pillaban prevenidos, obligando a intervenir a Ter Stegen.

Primero fue Dos Santos, aunque los que destacaron fueron Sansone y Pato. El brasileño se hizo dueño y señor de la banda izquierda en los primeros 45 minutos, creando con sus centros las ocasiones más claras del Villarreal; si no, ya estaba Sansone. Él solo se bastaba para montar el ‘lío’ en el área, obligando a replegar hasta a la mismísima ‘MSN’.

Mientras que el submarino amarillo hacía gala de un buen posicionamiento sobre el campo, los de Luis Enrique seguían intentando encontrar unos huecos que no aparecían nunca. Cuando Suárez conseguía aprovecharlos, aparecía Neymar para ‘rematar’ al aire. Si lograban zafarse de la defensa, aparecía un exponencial Sergio Asenjo para evitar que Messi adelantara a los suyos al término de la primera mitad.

Y es que aunque el derroche de fútbol era evidente, el partido se puso realmente interesante en la segunda parte, sobre todo tras el gol de Sansone. Erró Digne, muy activo ofensivamente en todo el duelo al aprovechar la ausencia de marcaje por parte de los de Escribà, en un pase ofensivo, propiciando la recuperación del Villarreal en los tres cuartos de campo propio. Rápidamente, montó la contra para que Sansone culminara cruzando la pelota, sin demasiada potencia, con la justa para hacer inútil la estirada de Ter Stegen.

Leo decidió, junto a Neymar, sorprender con una jugada ensayada que no tuvo el final que esperaban, y mientras el Barça intentaba reaccionar sin demasiada suerte, no tardó en aparecer la polémica. Primero, en el 74’, Iglesias Villanueva se ‘come’ una mano clamorosa de Bruno Soriano. Desde el suelo se aprecia cómo el jugador amarillo estira el brazo para coger la pelota en el interior del área. Acto seguido, Messi estrellaba el balón contra la madera.

Pero justo después y para equilibrar la balanza, Mascherano o, más bien, su brazo evitaría que un disparo pusiera a prueba los reflejos de Ter Stegen. En una ida y vuelta constante, Asenjo volvió a reaccionar perfectamente a una media chilena de Neymar.

Tras ocasiones que terminaban en la nada y un Musacchio retirándose con la muñeca totalmente desplazada, Leo Messi intentó evitar que saltaran las alarmas cuando ya lo habían hecho. De falta directa ante la falta de creación, el argentino anotó un auténtico golazo, una genialidad marca de la casa, al palo largo de Asenjo, que solo pudo dar un pequeño salto y observar en primera persona cómo el esférico terminaba besando la red.

Con el duelo ya agonizando y dando el empate por bueno, Jaume Costa dejó a su equipo con 10 al ver la segunda amarilla, tan solo unos segundos, ya que el colegiado no tardaría en pitar el final.

Polémica, mucho fútbol y pocos goles nos dejó el ‘antiguo’ Madrigal. Un punto insuficiente, al menos para el Barça, que parece haberse sumido en una mala racha de la que le está costando salir. Pero los grandes siempre reaccionan, está por ver si, cuando los de Luis Enrique lo hagan, será o no demasiado tarde.

Twitter: @alba__23

Ficha técnica: Villarreal CF 1 – 1 FC Barcelona (0-0 al descanso)

Alineaciones:

Villarreal: Asenjo; Gaspar, Musacchio (Álvaro, min.87), Víctor Ruiz, Costa; Bruno, Trigueros, Dos Santos, Soriano (Rodrigo, min.83); Sansone y Pato (Castillejo, min.76).

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Digné (Arda, min.71); Busquets, André Gomes (Denis, min.68), Iniesta; Messi, Neymar y Suárez.

Goles:

1 - 0, min. 50, Sansone.

1 - 1, min. 90, Messi, falta directa.

Colegiado: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Expulsó a Jaume Costa por doble tarjeta amarilla (min.70 y 94). Amonestó a Sansone (min.78) por parte del Villarreal y a Sergi Roberto (min.78) y Piqué (min.83) por parte del Barcelona.

Estadio: El Madrigal, renombrado como de la Cerámica.

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas