La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

El Atlético mantiene la esperanza goleando al Dépor (3-0)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

El Atlético, en versión arrolladora. Cuarta victoria consecutiva y 9 goles en los últimos 3 partidos. Saúl, Griezmann y Correa, los goleadores. Carrasco, eléctrico. El Dépor ofreció una versión muy pobre. Gran ambiente en el Calderón.

El Atlético de Madrid venció por 3-0 al Deportivo de la Coruña en un encuentro poco brillante. Los rojiblancos se adelantaron rápido en el marcador con un golazo de Saúl. El Atlético supo dormir el partido. En la segunda parte, Griezmann y Correa sentenciaron. Con el partido cerrado, Simeone dió descanso a Vietto, Griezmann y Carrasco pensando en la vuelta de la Champions. El Deportivo apenas se acercó a la portería de Oblak. No hubo presencia de aficionados visitantes en el Calderón.

Los de Simeone arrancaron fuertes, dominando y presionando, con ganas de matar pronto el partido. A los pocos minutos, avisaba Giménez de cabeza. Y a los 18, Saúl, con un cabezazo espectacular, hacía el primero. El ilicitano se ha convertido en pieza fundamental en el esquema de su técnico. Lo está demostrando a base de goles. Con el de hoy, ya van 8 en lo que va de temporada. Tras el tanto, los colchoneros siguieron insistiendo. Griezmann, en una carrera de velocista puro, falló por poco el mano a mano ante Lux.

La segunda parte tuvo el mismo guión. Salida decidida de los rojiblancos, aupados por una afición que agradecía el horario del partido. Se rozó el lleno en el Vicente Calderón. Los buenos minutos atléticos tuvieron merecido premio. En un desajuste de la defensa deportivista, Griezmann, gracias a un pase de su mejor socio, Koke, se quedaba solo a escasos metros de Lux para sentenciar el encuentro. 2-0 y piloto automático.

Los visitantes apenas creaban peligro. Por ello, y pensando en el trascendental partido de vuelta de Champions League del martes, Simeone reservó a sus mejores hombres. Correa había entrado por Vietto. Y Kranevitter, por Griezmann. Carrasco, eléctrico siempre, estuvo a punto de hacer el tercero. Pero el larguero se lo impedía. El belga es incansable, ha entendido a la perfección el modelo de juego del Cholo y se ha ganado el respeto de la afición en muy poco tiempo. En el 78′ cedía su puesto a Óliver Torres.

El partido estaba muriendo. Aún así, Correa, que llevaba buscando su gol desde que había salido, tenía su merecido premio en el 82′. El argentino definía bien tras un magnífico pase de Gabi. Lux se hizo daño en esa misma jugada.

Los rojiblancos aún creen en la Liga. Saben que es muy difícil que el Barcelona pierda 8 puntos. Sin embargo, están decididos a no rendirse. Con la victoria de hoy, ya son cuatro consecutivas. Y eso le da al equipo un plus de confianza para encarar el duelo de Champions. Los guerreros del Cholo saldrán a morir por un puesto en los cuartos de final. Saben que con el apoyo de su afición, que nunca falla en las grandes citas, lo tienen todo a favor para clasificarse. Las sensaciones son muy buenas. Solo queda rematar el martes. 

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas