Los Seahawks consiguen su primera Super Bowl tras neutralizar a Manning

Los Seattle Seahawks, dominantes en todas las líneas, arrollaron a unos Broncos que no supieron reaccionar ante la embestida de su rival. El equipo de la NFC consiguió así su primera Super Bowl. Una defensa excepcional logró secar a Peyton Manning, permitiendo únicamente 8 puntos en todo el partido al mejor ataque de la NFL.

Ni en los mejores sueños de los Seahawks se podían imaginar una Super Bowl tan sencilla ante un equipo como los Denver Broncos. Las estadísticas no se rompieron, y la mejor defensa volvió a ganar ante el mejor ataque en una Super Bowl. Con esta derrota, los Broncos se convierten en el equipo con más derrotas (5) en las Super Bowls. Merecidamente, los Seahawks se proclamaron campeones de la edición 48 de la Super Bowl en una temporada prácticamente impecable para ellos.

El partido no pudo empezar de mejor manera para los Seahawks. Un error entre Ramírez y Manning provocó un safety a los 12 segundos de partido, anotación más rápida en la historia de las Super Bowls. Los Broncos no conseguían carburar. La línea ofensiva era obligada a realizar el punt o Manning sufría una intercepción de la defensa.

Cada primer down era un premio para Denver, que comprobó rápidamente el nivel de la defensa rival. Sin duda, una primera parte para olvidar del conjunto de John Fox. Por su parte la defensa de Seattle fue clave anotando 8 puntos de los 22 en la primera mitad. 

El descanso era lo mejor que le podía pasar a los Broncos, que veían peligrar seriamente el campeonato en los primeros 30 minutos. Tras la gran actuación de Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers como invitados, la historia no cambió en abosoluto. Si la defensiva de Seattle estaba erfecta y la ofensiva cumplía, los equipos especiales tampoco defraudaron. Nada más reanudarse el encuentro, Percy Harvin convirtió un touchdown de retorno de 87 yardas tras la patada inicial. El partido se estaba convirtiendo en una pesadilla para Peyton Manning y compañía, impotentes ante la superioridad de Seattle.

En la siguiente jugada ofensiva de los Broncos, Smith provocó un fumble en una jugada que parecía totalmente controlada por el receptor. Posteriormente, el defensor fue proclamado MVP del partido. No se coronaba un defensor con este premio individual desde la Super Bowl XXXVII

La única buena noticia para los Broncos fue una anotación de Thomas a pase de Manning, consiguiendo que Denver no fue el único equipo que se va sin anotar en una Super Bowl. De poco servirían los dos puntos extras que consiguieron. El ataque de Seattle estuvo muy por encima de la defensa de Denver, y así lo demostraron en la segunda mitad a través de Kearse o Baldwin.

Russell Wilson tampoco defraudó. El joven quaterback no tuvo excesiva presión en el ataque debido a la diferencia en el marcador, y anotó dos touchdowns de pase en el partido. Una diferencia sonrojante de 35 puntos al final del encuentro evidenciaron la superioridad de Seattle en un partido que prometía ser mucho más igualado. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies