Messi al rescate (4-2)

Con la salida del astro argentino, el partido cambió y el Barcelona rescató los tres puntos en su regreso al Camp Nou tras el batacazo de Champions.

No comenzó bien el partido para los de Tito Vilanova, que en el minuto 2 encajaba el primero, obra de Pabón, tras un error grave en la salida de balón que aprovechaba el colombiano para definir a placer cruzando la pelota ante la salida del hoy titular, Pinto.

El murmullo del Camp Nou hacía aparecer algunos fantasmas que se encargó de espantar Cristian Tello, muy incisivo durante todo el partido, que encaraba por banda izquierda y servía un centro al segundo palo del que se aprovechó Alexis ganándole la posición a un estático Alex Martínez.

El Barça tenía el control del partido y creaba peligro, pero Villa malograba claras ocasiones de gol y cuando todo apuntaba a que los jugadores se marcharían a la caseta con tablas en el marcador, Nosa dejó de cara un balón raso a Rubén Pérez, que en el minuto 43 sacó un disparo desde 30 metros a la escuadra que batía a Pinto. Descanso, y las dudas que volvían al Camp Nou.

Tras el intermedio, Tito hizo calentar a Leo Messi. En el minuto 56, Dani Alves pone un centro desde la banda derecha que Villa remata a placer tras el fallo en el marcaje de Amaya, colocando el 2-2 en el luminoso. ‘El Guaje’ se marchaba a los vestuarios y Messi entraba en escena para rescatar al Barcelona. Dos minutos sobre el tapete le bastaron para marcar de libre directo, superando la barrera y colocando la pelota en la escuadra izquierda de la meta defendida por Adrián, que logró tocar la pelota, pero sin premio.

Poco después de este gol de falta directa que ponía el 3-2 a favor de los locales, el propio Messi, volvía a probar suerte de nuevo de libre directo. Esta vez, al palo natural de Adrián, que esperaba la pelota al otro lado y dio un paso en falso que hizo que solo pudiera mirar cómo el disparo del ’10’ se estrellaba en su cruceta izquierda.

El Barcelona cerró el marcador en el 72′ con una jugada “Made in Barça”. Iniesta recibe de espaldas en la frontal y, al primer toque, deja el balón de tacón a la carrera de Alexis, que con mucha paciencia espera la llegada de Messi para que éste remate a placer.

El argentino fue decisivo una vez más ya que desequilibró la balanza y puso las cosas muy de cara para un Barça que se encuentra a 2 puntos de conquistar su 22º título de Liga. El miércoles podría llegar el alirón culé.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies