¿Qué quieres, Thiago?

El que fuera mejor jugador de la final del Europeo Sub-21 aún tiene su futuro en el aire. 18 millones de euros son los números de una claúsula de rescisión que tanto Manchester como Bayern estarían dispuestos a pagar. ¿Qué hará el crack azulgrana?

 

Una estrecha línea separa a Thiago Alcántara entre continuar en el club de su vida o tomar las maletas y triunfar fuera de casa. Esa delgada línea de incertidumbre está definida por una negligencia en la gestión del contrato del centrocampista. Tan sólo cuenta con una claúsula de rescisión de 18 millones, cantidad ínfima en relación a la increíble calidad del joven. Debería estar blindado como una estrella, la que es. Está llamado a ser el relevo natural de Xavi, pero Thiago lo que quiere es jugar, no palabras bonitas.

Por ello, y dada su condición actual de fácil de fichar, el azulgrana se deja querer. Muchas son las veces en que ya se ha ligado a Thiago con el Manchester United. El Diario Daily Mail afirma que los Red Devils han hecho ya una oferta en serio, donde el jugador cobraría la cifra de 6 millones al año con un contrato de 5 años. Y jugando, claro está. Sería el primer y flamante nuevo fichaje de la era David Moyes. Thiago tiene clarísima calidad para ser el estandarte del medio del campo del mítico club inglés.

Por otro lado, el Bayern de Pep Guardiola está al acecho también. Pep conoce muy bien a su canterano, sabe cómo juega y de lo que es capaz. Encajaría perfectamente en el 3-4-3 que quiere instaurar en el conjunto bávaro, siendo la piedra angular del centro del campo alemán. Aunque ya han empezado la pretemporada, todo es posible, y puede que la magia de Thiago esté de nuevo guiada por la varita mágica de Guardiola.

Pero claro está, es un canterano de la Masía. Uno de los mejores que ha dado. Y sin duda, dar un paso como el de abandonar la que ha sido su casa tanto tiempo no es tarea sencilla. Se debate entre la idea de mantenerse en Can Barça, quizás con menos minutos de los que a él le gustaría, o dar el salto y salir del nido blaugrana, a expensas que su talentosa habilidad le reporte éxitos más allá de nuestras fronteras.

Tiene de precedente historias como la de Oriol Romeu o la del propio Andrés Iniesta. Iniesta esperó para gozar de minutos en el Barça, y poco a poco los consiguió, convirtiéndose en uno de los mejores centrocampistas del mundo. Oriol Romeu, al que califican como el canterano de la Masía con más talento de los últimos años, fue fichado por el Chelsea por no contar con minutos en el club de su vida. Y se estrelló. Seguramente vuelva a España esta temporada, pues su experiencia fuera del país no ha sido precisamente satisfactoria.

Hasta el 1 de agosto tiene Thiago para decidir qué quiere hacer con su futuro. ¿Esperar para triunfar o irse para triunfar? Hagan juego.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies