El quebradero de cabeza del Barcelona

Después de la llegada de Neymar, en la dirección técnica esperaban la contratación de un central que, a falta de menos de un mes para que dé comienzo la competición, no ha llegado. Puyol, Piqué y Bartra son los únicos culés para una posición que parece debilitada.

Si hay una posición que el Barcelona necesita reforzar, es el centro de la defensa. Con la llegada del ‘Tata’ Martino, desde ‘Can Barça’ siguen buscando apuntalar un puesto para el que ya han sonado varios candidatos. El que ‘apri ori’ contaba con más papeletas para desembarcar en el Camp Nou, Thiago Silva, ha aclarado que su intención es cumplir su contrato con el PSG, y no sólo eso, sino que además desde el club parisino han amenazado con ‘meter mano’ a algún jugador culé.

Otra opción que ha barajado la secretaría técnica durante los últimos meses es la de Hummels, pero si el central alemán mantiene su palabra de permanecer en Dortmund el próximo año, parece que tampoco recalará en Barcelona. La operación más factible parece la de David Luiz, puesto que el central brasileño no se ha manifestado aún como sí es el caso de los dos anteriores. No obstante, Mourinho ha declarado que no está en venta, pero ante la llegada de una oferta suculenta, quizás el Chelsea termine por ceder.

El tiempo corre en contra del Barcelona, el verano pasa rápido y no termina de encontrar un central que se ajuste a sus pretensiones. La nómina de jugadores que tiene en esa posición es escasa, y más cuando estamos hablando de un club que a buen seguro luchará por todos los títulos. A día de hoy, solamente cuenta con tres centrales naturales:

Gerard Piqué: presumiblemente será titular induscutible. A sus 26 años inicia su sexta campaña en el club. Aunque en alguna ocasión reciente se habló de un bajón en su rendimiento, ha demostrado en multitud de compromisos de lo que es capaz. Su pasado como pivote defensivo, le otorga una virtud que se adecúa perfectamente a lo que exige el estilo culé: sacar el balón jugado. Finaliza contrato en 2015 y no parece que el Barcelona quiera prescindir de él a corto plazo.

Carles Puyol: el capitán blaugrana no es el que era. 35 años pesan en un futbolista al que, además, no han respetado las lesiones. Tras su reciente operación de rodilla hace apenas un mes, trabaja para regresar cuanto antes y ponerse a las órdenes del ‘Tata’. Puyol finaliza su contrato en 2016, y lo lógico es que no lo prolongue.

Marc Bartra: el más joven de los tres. Procedente del filial, tiene tan sólo 22 años y un futuro prometedor. Ha sido Internacional en las categorías inferiores de la Selección Española y el pasado curso se enfrentó a retos como la semifinal de Champions ante el Bayern de Múnich. El contrato que le liga a la entidad expira en 2014, por lo que no sería de extrañar que recibiera una oferta de renovación durante el transcurso de la temporada.

Mascherano se ha visto obligado a hacer las veces de central en muchos partidos. Lo cierto es que ‘el jefecito’ ha tenido un papel destacado, pero este ‘parche’ no es suficiente. Busquets y Song podrían actuar ocasionalmente en esa posición, pero difícilmente alcanzarían un rendimiento óptimo y serían desaprovechados en sus respectivas funciones reales. Zubizarreta tiene poco más de un mes para apuntalar la defensa, y viendo las cantidades que rondan el mercado, no parece que le vaya a salir barato…

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies