El retorno del Rey (5-0)

VÍDEO Y CRÓNICA. El gran Capitán regresaba al Bernabéu emocionado ante la mirada de 80.000 aficionados que le esperaban con las mismas ganas que el día de su debut. El partido fue una fiesta y los blancos no tuvieron rival.

Comenzaba la noche cargada de emociones cuando el ‘7’ blanco volvía a pisar el Santiago Bernabéu. La grada se ponía en pie y el nudo en la garganta de más de uno. Casillas cedía el brazalete para que fuera Raúl quien lo portara en su merecido homenaje.

En los primeros compases de encuentro, se le podía ver al límite del fuera de juego, pidiendo el balón en todo momento y con la ganas que le caracterizan. Todos los jugadores le buscaban en una noche especial, con la grada llena y toda la afición con ganas de ver al gran Raúl.

El Madrid monopolizaba la posesión con baja intensidad y el Al-Sadd trataba de no perder la posición de repliegue en campo propio. En el minuto 22 llegaría el momento más esperado, Cristiano peinaba, Di María veía el desmarque del ‘7’ y tras un buen control, finalizaba sin opciones para el guardameta. El público estaba entregado y la ovación era atronadora. El Capitán estaba con ganas y tres minutos después, tras un balón atrás de Kakà que definía con el interior de su pierna izquierda y el balón besaba la cruceta.

El ritmo seguía siendo lento y el conjunto árabe empezaba a soltarse en busca de la portería del hoy titular Casillas con dos acercamientos peligrosos en torno a la media hora. La polémica de los porteros seguía presente en la grada con cánticos y pitos alternados para Diego e Iker. Parece que algunos siguen haciendo daño incluso en homenajes como el de hoy. Con 1-0 llegaba el descanso.

En la segunda mitad, carrusel de cambios en el Real Madrid: turno para Benzema, Morata, Jesé, Isco, Diego López, etc. El protagonista de la noche, Raúl, pasaba a jugar con el Al Sadd. El Madrid seguía llevando el peso del encuentro y los de arriba se asociaban cómodamente

Los de Ancelotti seguían dominando a medio gas y tras una jugada por banda derecha, Carvajal servía un centro medido para que Isco rematara de cabeza haciendo el segundo en el 61’. Los minutos avanzaban y la mayor atracción residía en ver al mito madridista haciendo de las suyas y poniendo en pie a la grada incluso con la camiseta visitante.

Por momentos, el Madrid permitía a los visitantes tocar la pelota y lo cierto es que lo hacían con criterio siempre que fuera posible. En el 76, Özil conducía por la derecha, veía el desmarque en profundidad de Carvajal y el canterano forzaba el penalti que a la postre transformaría Benzema de forma maestra haciendo el tercero. Cinco minutos después, tras circular el balón en las inmediaciones del área, Jesé fijaba al defensor y se sacaba un disparo cruzado imposible para el cancerbero, era el cuarto de la noche.

Iba a ser de nuevo el canario quien en el minuto 87 aprovecharía un rechace del meta árabe fuera del área para amagar por partida doble y definir a placer tras sentar al último defensor. 5-0 y el Bernabéu era una fiesta.

Así finalizaba la fiesta de Raúl, homenaje merecido para un mito que lo ha dado todo por la camiseta del Real Madrid.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies