La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Ancelotti... y nada más

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

En un club como el Real Madrid en el que la misión más complicada para un técnico es la gestión del vestuario no se puede prescindir de un tipo que además de ganador es cercano con sus pupilos. Más allá de que las alternativas que maneja el club no mejoran las prestaciones del italiano, lo logrado en 2014 hace que merezca un mínimo de crédito.

Que el Real Madrid en general y Florentino Pérez en particular son de gatillo fácil, es una obviedad. Ancelotti está en el disparadero después de no lograr ninguno de los tres títulos de 2015 y ya suena con fuerza la opción Benítez. O más que sonar, chirría. ¿Qué mejora el madrileño a ojos del presidente y la dirección técnica que no tenga ‘Carletto’? ¿Hablará de fútbol el ‘mandamás’ cuando convoque a la prensa para despedir a su técnico?

Que el equipo no ha sido regular a lo largo del año y especialmente en primavera es irrefutable. Partiendo de esa base, habría que evaluar qué porcentaje de culpa tiene la silueta de un entrenador que siempre es el primero en caer cuando algo no funciona. En cualquier equipo. Su figura es la de un simple peón. Y en un Real Madrid, ni eso. Te vas como viniste aunque hace solo unos meses se especulara con tu renovación… “Queremos que sea nuestro Ferguson”, decían…

Los detractores de Carlo Ancelotti se refugian en que el transalpino no ha sabido gestionar la plantilla que tenía en sus manos. Una escuadra de quilates pero en cuya planificación pintó más bien poco. Florentino apenas ha contado con su opinión en los dos veranos que ha pasado como entrenador blanco y se ha visto obligado a adaptarse a lo que tenía. Muy bueno, sí. Un equipo de ensueño, también. Pero descompensado.

¿Creen que se escuchó la palabra del míster en el ‘caso Di María’? ¿Qué parte de responsabilidad tiene el italiano de que Xabi decida bajarse del barco días antes de zarpar? Porque Kroos no llegó para sustituir a Alonso, llegó para jugar con él y dosificarle cuando fuera necesario. Contratiempos que no están al alcance de un director técnico. Como perder a Modric durante más de cinco meses. Nadie confiaba en lo que había en el banquillo cuando la plantilla estaba bajo mínimos. Ni siquiera aquellos que ahora critican tal gestión de plantilla.

No defiendo que Ancelotti tenga que continuar por decreto ni por ganar una Champions de aquella manera en el minuto 93, pero sí abogo por la continuidad de un técnico que por fin tiene el respaldo del vestuario, algo inédito en la última década del banquillo blanco. Se ha visto que ha sido capaz de practicar aquel fútbol espectacular que prometió en su presentación cuando ha tenido toda la plantilla a su disposición y ha demostrado ser un ganador saciando el hambre de la Décima tras 12 años de sequía.

No solo es el entrenador perfecto para el Real Madrid por su empatía con el futbolista, sino que también ha demostrado capacidad de adaptación ante circunstancias inesperadas como se vio en la final de Mestalla ante el Barcelona. ¿Quién daba un duro por que los blancos ganaran aquel partido sin Cristiano y con Isco como mediocentro puro en un perfecto 4-4-2? Se hizo realidad y ‘Carletto’ levantó su primer título al frente de la nave merengue. Mano izquierda, sí. Pero pizarra también.

Más allá de destacar las cualidades del técnico italiano, convendría evaluar la aportación potencial de Klopp o Benítez. No es lo mismo entrenar a un equipo como el Dortmund en el que el jefe eres tú que un Real Madrid en el que mandas hasta cierto punto. Eso por no hablar de un Benítez que llegaría tras ser apeado de Europa League a manos de un equipo como el Dnipro. Una carta de presentación para coger con pinzas…

Si no se puede convencer a los detractores con los méritos de Carlo, que apliquen eso de que “más vale malo conocido que bueno por conocer”. ¿Se imaginan a Klopp metiéndose en el campo para leerle la cartilla al ‘bicho’ en tono “cariñoso”? ¿O a Benítez telefoneando a Kroos a las cuatro de la mañana para enseñarle a ocupar bien los espacios? Yo no. Lo dicho, Ancelotti…y nada más.

@borja_velasco8

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas