La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

¿Es que nadie piensa en los futbolistas?

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

El fútbol se va a la huelga. Con los impuestos hemos topado. O con el reparto justo y equitativo, que diría Luis Rubiales. Ahora resulta que los futbolistas, contagiados por el espírituo altruista de Los Vengadores, siempre han querido que primase la igualdad entre los equipos. Por eso nadie cambia un conjunto humilde por Barça o Madrid en cuanto tiene oportunidad.

Dice la AFE por boca de su presidente que los futbolistas se van a la huelga porque piensan en los modestos. Les preocupa que Real Madrid y Barça vayan a percibir 150 millones de euros con la venta centralizada de derechos y, los recién ascendidos, apenas 50. También, que el 90 por ciento de los ingresos vaya para Primera y tan solo el 10 por ciento para Segunda.

Podría ser un argumento muy válido y consistente, pero alguien debería explicar que hasta ahora, las diferencias han sido aún peores. De hecho, sin ir más lejos, esta misma temporada los dos grandes han ganado 140 'kilos'. Los recién ascendidos, apenas 18. ¿Por qué no se ha parado el fútbol antes?

La Federación se suma a la película. Villar, del que sobra cualquier definición, ha sido el más 'osado'. El superpresidente va más allá y pretende que la huelga alcance a todo el fútbol, tanto al profesional (Primera y Segunda) como al resto (de Segunda B hasta cualquier categoría inferior que puedan imaginar). Es el único con poder para hacer eso. Eso, y mucho más.

¿Y cuál es el problema? Hacienda. Maldita Hacienda. ¿Cómo puede pretender Montoro que un futbolista tenga que pagar los mismos impuestos que el resto de los españoles? ¿Se ha vuelto loco? ¡Con lo que nos han dado! Todo el quilombo nace porque los jugadores reclaman que sus ganancias tributen como sociedad y no como personas físicas. Me pregunto qué pensarán Juan Carlos Monedero o Joaquín Sabina.

De todas formas, el asunto no es tan sencillo. Hasta el día de hoy, se ha permitido que los futbolistas tramiten el 15 por ciento de su salario a través de sociedades de derechos de imagen (con el correspondiente ahorro a la ahora de tributar). Ahora, sin embargo, Hacienda pide que todo el sueldo sea tratado como lo que es, un sueldo. Ni más, ni menos. Si usted tiene la suerte de cobrar un millón de euros, tendrá que pagar medio millón a Hacienda. Si es futbolista, ¿por qué tiene que pagar menos?

Supongo que es por lo poco que ganan los futbolistas. Pobrecitos. Y no, no me refiero a la 'macroeconomía' de los Messi y Cristiano. Cualquier jugador de Primera División, siempre que tenga ficha con el primer equipo, debe cobrar, como minímo, 129.000 euros al año. Es decir, el salario mínimo en la Liga BBVA es de 10.750 euros. En el resto del país, sin embargo, no alcanza los 650 euros. Y quieren más. Como diría Villar a Rosell: "¿Qué más quieres que te dé, Sandro?".

Twitter: @NJSaez

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
   

Login Form

   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas