La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

España, no es país para himnos

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Es el tema más candente de la semana. El trending topic de los medios, ya sean televisivos, radiofónicos, digitales u escritos (los más románticos). La pitada al himno en la final de Copa entre Barça y Athletic (bendita novedad) ha provocado un aluvión de reacciones. Unos, enfurecidos. Otros, apelando a la libertad de expresión. La realidad es simple, no hay nada más español y castizo que pitar un himno.

Probablemente quienes hicieron sonar la música de viento en el Camp Nou hace ya casi una semana pensaban que así se alejaban de la 'españolía', ese virus al que no quieren ni ver y tratan de erradicar de muy variopintas maneras. 'Contigo no, bicho', deben pensar al tocar el DNI (no sin cierto repelús) y leer: "Nacionalidad: española". Están equivocados.

No pretendo venderles un mensaje patriota ni muchísimo menos (permítanme emular a Kevin Spacey en House of Cards y romper la cuarta barrera en esta columna, que para algo es de opinión). Cada cual es libre de sentir y creer lo que le dé la real gana, tal y como estipula nuestra Constitución. Siempre desde el respeto, claro está. Aquel al que le aflore un sentimiento independentista tendrá sus razones, mejor o peor formuladas, con argumentos más o menos válidos, pero respetables, al fin y al cabo.

Sin embargo, la pitada al himno fue quizás el ejercicio más español que pudieron hacer vascos y catalanes en la noche del sábado. ¿Por qué? ¿Porque el himno es una "cutre pachanga fachosa", como decía Pablo Iglesias? No (y que alguien le explique al líder de Podemos que la Marcha Real existe desde 1761 y fue cooficial durante la I República). Porque en este país, tan castigado en tiempos modernos como precursor siglos atrás, somos muy de pitar himnos. Lo llevamos en la sangre.

Quizás la falta de letra (no aceptamos el 'lololo' como animal de compañía) nos haya hecho despreciar la figura de las músicas oficiales desde nuestra más tierna infancia. Chi lo sa? Lo único cierto es que los españoles tenemos la fea, feísima y abominable costumbre de silbar cada vez que suena un himno. No hay más que ver un partido de la Selección española de fútbol y sentir una vergüenza ajena atroz cuando el público se pone en pie y llega el momento de echarse la mano al corazón.

Primero, porque somos tan avanzados a nuestro tiempo que en 40 años aún no sabemos ni cantar el 'lololo' antes citado, provocando un 'coitus interruptus' entre los aficionados que corean la Marcha Real (mezclamos los tiempos, año tras año, competición tras competición). Imagínense si tuviéramos que memorizar una letra. Y segundo, porque cuando llega el turno del rival, demostramos una falta de educación y de respeto vomitiva al silbar su himno. Y si es La Marsellesa, ríete tú de las pitadas en la Copa del Rey. Ahí sí que somos muy machos.

Así pues, no me parece descabellado que Xavi, Puyol, Marc Gasol u otros tantos consideren "libertad de expresión" algo tan bochornoso como pitar un himno. Es lo que hacemos los españoles, 'semos asín'. La mejor opinión, la más sensata e inteligente, la de Johan Cruyff: "Pitar un himno nacional es una desgracia absoluta y total, además de una falta de respeto. Considero que al que actúa de esta manera le falta un tornillo". Más razón que un santo. Si quieres que tu nación sea respetada, sea española, catalana, vasca o motrileña, respeta a las demás. De jardín de infancia.

PD: No toca hablar de ese tema, y no tiene nada que ver pero, ¿se han fijado en lo rápido que Iker Casillas ha dado la bienvenida a Rafa Benítez (10 horas desde su anuncio oficial) y lo mucho que tardó en despedirse de Carlo Ancelotti (72 horas desde la rueda de prensa de Florentino)? Piensen en ello.

Gente en la conversación

  • salieri

    Permalink

    hasta su gran lider, johan cruyf se lo ha dicho a los catalufos, pitar el himno es de desgraciados, que pena!!!

  • HIMNO DE ESPAÑA (versión breve)

    ¡Viva España!,
    por cielo, mar y tierra,
    camino de paz,
    justicia y libertad.

    ¡Viva España!,
    por cielo, mar y tierra,
    camino de paz,
    justicia y libertad.

    Tiemble de gloria
    quien supo luchar
    por defender la esencia,
    el alma y la verdad.

    Tiemble de gloria
    quien supo luchar
    por defender la esencia,
    el alma y la verdad.


    Tu texto a enlazar

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas