La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Gerrard, 16 años de leyenda red

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Stevie es el Liverpool. Tras 16 años en la institución inglesa, el centrocampista dejará el club de su vida a los 34 años. La Premier es el único torneo que se le resiste después de que debutara con solo 18 años. Por algo es uno de los llamados one-club-man.

El siempre ha comentado que decidió jugar en el Liverpool porque un primo suyo, con solo 10 años, murió animando a este equipo en la Tragedia de Hillsborough junto a otros 95 aficionados. Con estos precedentes no es posible que una persona no llame la atención dentro del campo. Corría el 5 de noviembre de 1997 cuando firmó su primer contrato profesional con el Liverpool y fue el 29 de noviembre de 1998 cuando un jovencísimo Steven Gerrard salió en sustitución de Vegard Heggem para jugar unos minutos ante el Blackburn Rovers. Era el debut de uno de los canteranos del club, en los que se tenía puesta gran parte de las esperanzas, como ocurre en el fútbol inglés. Estrenó titularidad ante el Celta de Vigo en Copa de la UEFA y desde entonces no ha dejado de jugar. El pasado jueves fue titular y marcó los dos tantos del Liverpool en el 2-2 ante el Leicester en Anfield. En 16 temporadas ha visto como su vida ha cambiado radicalmente, de ser un jugador con futuro a la pieza más importante del equipo. Ha logrado 697 apariciones con el equipo y 180 goles en toda su carrera en el club.  

Sus cifras son impresionantes para ser un centrocampista. Es cierto que su rol en el equipo siempre ha sido algodifuso, pero explotando sus cualidades de llegador desde la segunda línea y de lanzamiento a balón parado. Pese a todo, aguantar todo tipo de situaciones en el conjunto red y salir victorioso de una carrera llena de altibajos le coloca en el Olimpo del fútbol inglés e internacional. El único título que no ha ganado con su equipo es la liga inglesa -o Premier League- y eso que ha estado realmente cerca de conseguirlo en más de una ocasión. Sin ir más lejos, la pasada campaña, cuando un resbalón del 8 del Liverpool dejó un balón en bandeja a Demba Ba para eliminar todas las opciones de ganar el título.

Pero también la pasada temporada estuvo cerca de marcar un hat-trick en Old Trafford. Es ampliamente sabida la rivalidad entre red devils y reds, por eso quizá para el capitán del Liverpool es una de las mejores sensaciones que puede experimentar. Lanzó tres penaltis y marcó dos en el triunfo de su equipo por 0-3. Pero no es la primera vez que marca al Manchester United. A lo largo de su carrera ha tenido un verdadero imán con las porterías defendidas por este equipo.

En este último periodo como futbolista, hablando de los últimos años, ha pasado a ocupar una labor de jugador más posicional, sin apenas recorrido ofensivo (en teoría) y con un marcado carácter defensivo. Aunque siempre ha estado dispuesto a hacer el trabajo de cara a gol y en estos últimos encuentros está volviendo por sus fueros y vuelve a actuar de centrocampista más adelantado y, en ocasiones, mediapunta enlazando a la perfección con los delanteros. Haciendo un rápido análisis de dos momentos diferentes de los últimos tiempos de Gerrard, en el partido frente al Chelsea donde pierden la mayor parte de las opciones de ganar la Premier está perfectamente adaptado al papel de primer centrocampista a la hora de sacar el balón desde atrás, con un perfecto desplazamiento en largo que ha perfeccionado en gran parte junto a su amigo y compañero Xabi Alonso.

Sin embargo, ante el Leicester City el martes 2 de diciembre partía más adelantado, por detrás de Lambert. Así marcó el segundo llegando desde atrás, aprovechando un rebote y buscó sorprender en velocidad en más de una oportunidad haciendo desmarques al espacio. No se puede decir que esté mal, en cuanto a rendimiento, en ninguno de los dos puestos, pero sí que le beneficia tanto a él como a su equipo ser más ofensivo. Jugar con el balón en campo contrario. Claro está que por su edad y su pérdida progresiva de velocidad con y sin la posesión no puede destacar como mediapunta y ha retrasado su posición, pero siempre se le nota esa vena goleadora que aflora de vez en cuando.

Por el contrario, pudimos verle en una posición más retrasada desde que el Liverpool de Rodgers pasara del 4-3-3 al 3-4-2-1. En el primer partido de 2015, sin ir más lejos, el capitán acompañó a Lucas en el doble pivote y desde ahí dio salida al juego del equipo. Pese a su trabajo, estuvieron controlados casi por completo con un centro del campo más poblado por parte del Leicester.

  • Historia de la Leyenda

Volviendo a su carrera como futbolista, empezó a despuntar en la máxima categoría inglesa en la temporada 2000-2001. Ese curso ganó el premio al Mejor Jugador Joven de Inglaterra y Mejor Jugador de la Premier en marzo. Anotó 3 goles en 21 partidos de Premier. Además, se llevó la Copa de la UEFA de 2001 ante el Alavés en la que hizo un gol. Algo peor le fue desde entonces a 2004, pese a ganar una Community Shield y la Supercopa de Europa, ya que unos problemas con las lesiones le apartaron del Mundial de 2002. Pero todos los problemas los olvidó cuando en octubre de 2003 el entrenador del Liverpool, Gerard Houllier, le nombró capitán por encima de Sami Hyppiä y Michael Owen.

"Stevie will lead the team against Ljubliana and in the future.I have thought long and hard about this. This is not something which should be seen as against Sami. He has been a good captain for us. He has lifted six trophies as captain.But I have considered a number of issues. Firstly, I think Stevie has certain leadership qualities which I spotted very early in his career."

(Stevie será el capitán contra el Ljubliana y en el futuro. He pensado mucho y seriamente sobre esto. No es algo contra Sami -Hyppiä-. Él ha sido un buen capitán para nosotros. Ha levantado seis trofeos como capitán. Pero he considerado una serie de cuestiones. Primero, creo que Stevie tiene unas condiciones de liderazgo que vi muy pronto en su carrera).

Esa temporada no fue del todo buena en el club de Anfield y llegaron las primeras dudas en la cabeza del joven Gerrard, de tan solo 24 años. Una oferta le hizo replantearse su situación en el club red:

"I've not been happy with the progress the club has made and for the first time in my career I've thought about the possibility of moving on. But I've gone with my heart. I've made a decision to stay at Liverpool and I am 100% committed to the club."

(No he sido feliz con el progreso que el club ha hecho y por primera vez en mi carrera he pensado en la posibilidad de salir. Pero he seguido a mi corazón. He tomado la decisión de seguir en Liverpool y estoy al 100% comprometido con el club).

La llegada de Rafa Benitez le hizo cambiar de opinión, ya que en 2005, al finalizar la siguiente temporada ganó la única Champions League que posee y la quinta del club inglés con la consiguiente Supercopa de Europa en el verano de 2005. Fue incluido en el Once Ideal de la UEFA, nombrado Balón de Bronce y Jugador UEFA del año. También le trajo una oferta del Chelsea, de 32 millones de libras que rechazó:

"I can confirm we have had a bid from Chelsea and that it will be rejected by us." Rick Parry.

(Puedo confirmar que hemos recibido una oferta del Chelsea y que la vamos a rechazar).

En 2006 ayudó a su equipo con dos goles y una asistencia a llevarse la FA Cup (que terminarían ganando en los penaltis). Alcanzaron de nuevo la final de Champions en 2007 y ante el mismo rival, pero no pudieron repetir la gesta de Estambul.

Algo más de un año más tarde de ser rey de Europa, Steven Gerrard alcanzó en la misma temporada los 400 partidos con el club de su vida y los 300 en Premier League y en ambos partidos marcó un tanto. Esa fue de sus mejores campañas a nivel personal, ya que también logró entrar en el PFA Team of the Year y estuvo nominado al PFA Player of the Year. Marcó 22 goles siendo centrocampista en su equipo. Esto trajo consigo una nueva opción de ser jugador blue, que rechazó el jugador de nuevo. No quería salir a ningún club de Inglaterra para no tener que medirse al Liverpool. De hecho, en 2007 renovaría con el club durante 4 temporadas más.

Pero ahí no acaban las heroicidades de este jugador. En 2009, cuando cumplía 100 encuentros en competiciones europeas (frente al Real Madrid en Anfield) colaboró a la contundente victoria del Liverpool con dos goles de los 4 que metió esa noche perfecta para los reds. También en esa campaña marcó su primer hat-trick en Premier League (ante el Aston Villa) y fue nombrado Jugador del Año por la Football Writers' Association. Este prestigioso galardón fue una sorpresa para el inglés que reaccionó de esta forma al saberse vencedor:

"I'm delighted but I'm a little bit surprised. When you look at the quality of the players there are in this league, it's a great privilege to win this kind of award.It's made even more special for me because I am following in the footsteps of Liverpool players like John Barnes, Steve Nicol and Kenny Dalglish who were heroes of mine.Then further back players like Ian Callaghan and Terry McDermott who were heroes to my dad and so many other Liverpool fans."

(Estoy encantado pero un poco sorprendido. Cuando miras la calidad de los jugadores que hay en esta liga, es un gran privilegio ganar este tipo de premios. Es más especial para mi porque sigo los pasos de jugadores del Liverpool como John Barnes, Steve Nicol y Kenny Dalglish que son héroes para mi. Después hay jugadores como Ian Callaghan y Terry McDermott, quienes fueron héroes para mi padre y tantos otros fans del Liverpool).

Pero todo cambió en un solo verano. Con la salida de varios jugadores de peso en el equipo, el Liverpool se vió muy debilitado y no pudo ser más que séptimo en la Premier, además de quedar eliminado en primera fase en Champions. Todo este conjunto de circunstancias provocó la salida de Benítez de Anfield. Algo similar sucedió en 2010, cuando incluso él pudo salir. Como reconoció antes de medirse con el Madrid en Champions, pudo fichar por el equipo blanco.

“It is very flattering to be linked to a huge club like Madrid. I have had options throughout my career to go to Real Madrid, but I resisted the temptation to stay with my home town club.I may regret at the end of my career not going to experiencing a different scenery, but I would have had bigger regret leaving Liverpool, the club I love.Real Madrid are a special club but, for me, Liverpool is my number one club.”

(Es muy halagador ser relacionado con un club como el Madrid. He tenido opciones para fichar por el Real Madrid durante toda mi carrera, pero resistí la tentación para estar con el equipo de mi ciudad. Puede que al final de mi carrera me lamente de no ir a experimentar en un escenario diferente, pero habría lamentado más dejar Liverpool, el club que amo. El Real Madrid es un club especial, pero, para mi, Liverpool es mi club número uno).

Se quedó y siguieron los problemas en el equipo, a lo que se añadió la crisis económica y de juego que sufrieron. Lograron ser sextos de nuevo, pero las sensaciones no eran las mismas. Las lesiones lastraron al capitán red que veía como todo a su alrededor se desmoronaba. Hasta 2012. Entonces hubo dos pasos para el cambio: la renovación del equipo y la oferta desestimada del Bayern de Múnich.

“I had a chance to move to a Champions League club. There was no temptation".

(Tuve la oportunidad de ir a un equipo de Champions League. No hubo tentación).

El 18 de agosto de 2012 cumplió 250 partidos capitaneando al equipo que le dio la alternativa en competición inglesa. Tras unas temporadas de deambular por el desierto, volvieron las mejores imágenes del capitán red, que no sufrió ninguna lesión hasta el final de la temporada. Volvió a sus registros más altos de goles y asistencias, pero sin poder llevar a su equipo a la parte alta de la tabla en Premier. Cosa que cambiaría y de qué forma en 2013-14.

Siempre recordará esa jugada fatídica en que un error a la hora de controlar el pase dejó todo el campo al delantero del Chelsea. Le pesará en su consciencia porque ganando los dos partidos que restaban hasta final de temporada le valían para ser campeón por primera vez desde 1990. Pese a todo, Steven es el tercer jugador en cuanto partidos disputados en la historia del Liverpool por detrás de Ian Callaghan (857) y Jamie Carragher (723); mientras que es sexto en la tabla de goleadores tras Ian Rush (346), Roger Hunt (286), Gordon Hodgson (241), Billy Lidell (228) y Robbie Fowler (183). Unos resultados increíbles en cuanto a goles para un centrocampista.

Con los pross no le ha ido igual a Steve Gerrard. Con una participación regular pero una posición algo dudosa no ha llegado a ser el capitán de Inglaterra hasta 2012. Aunque estuvo cerca en 2008 con las ausencias de John Terry (cuando era vice-capitán), ese puesto pasó a ocuparlo Río Ferdinand. Solo en Brasil pudo ser el capitán en un torneo oficial. Con tres Mundiales disputados y tres Eurocopas pero ningún título el pasado mes de julio abandonó el combinado inglés. Dejó 144 apariciones y 21 goles.

No todos le consideran un gran jugador. De hecho, uno de los grandes entrenadores de la Premier como ha sido Alex Ferguson, en su biografía, dejó escrito que nunca consideró a Gerrard un "top, top player". El centrocampista no se quedó atrás en este cruce de opiniones y respondió a Ferguson:

"I went on trial at Manchester United when I was 13 and had a letter off them wanting to sign me on a seven-year-deal. He tried to sign me in early 2002/03, he tried to sign me again to play for United, I obviously refused, so I cant really take it to heart too much. But Im a bit gutted because Im a big fan of his."

(Fui a una prueba del Manchester United cuando tenía 13 años y tuve una carta del club queriendo ficharme con un contrato de 7 años. Él (Alex Ferguson) intentó ficharme en 2002/03, intentó ficharme otra vez para jugar en el United, obviamente lo rechacé, así que no puedo tomarle en serio. Pero estoy un poco enfadado porque soy un gran fan suyo).

Además de su decimosexto aniversario, las declaraciones de Brendan Rodgers hace unos meses decían que el Liverpool ha ofrecido la posibilidad de renovar a Steven Gerrard una temporada más y así retirarse del fútbol en su casa. Pero el capitán parece haber tomado otra dirección. Jugará fuera de Anfield, presumiblemente en Estados Unidos

Los aficionados de The Kop, la grada más ruidosa de Anfield, le ha hecho una canción al capitán: Steve Gerrard, Gerrard, He pass the ball 40 yards, he's big and he's fucking hard, Steve Gerrard, Gerrard. 

Twitter: @carl_mo14

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas