La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

El Napoli impuso su autoridad en San Paolo ante el Milan (4-2)

Detalles
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

En un partido de transiciones largas para cada equipo, el Napoli reivindicado de Maurizio Sarri supo imponer la localía y sacar una importante victoria sobre un Milan que fue de menos a más pero reaccionó tarde y terminó jugando con nueve. Milik se estrenó como goleador por cuenta doble en el conjunto azzurro. Niang y Suso hicieron lo propio para la visita.

Como era de esperarse, el Napoli impuso superioridad desde el inicio, pero para sorpresa de muchos, las primeras ocasiones de peligro fueron para el conjunto rossonero, pues con solo 3 minutos de juego, Mbaye Niang soltó un gran remate de pierna derecha que se fue un tanto desviado. Cuatro minutos después, Ignazio Abate, solo ante el arco, la mandó a volar y falló la más clara de todas.

Los de rojo y negro ya comenzaban a ilusionarse y estaban dispuestos a ganar el partido, pero al minuto 18, Dries Mertens encaró por el carril izquierdo y sin pensarlo remató al arco, pero el balón estrelló en el palo derecho y rebotó al medio, justo a donde estaba la nueva adquisición del equipo napolitano, Arkadiusz Milik, quien se estrenó como goleador en la Serie A, luego de tomar el rebote y mandarlo al fondo de las redes.

El gol sirvió de incentivo para los locales que retomaron el ritmo del juego y mantuvieron firmes sus líneas. Además, Milik, quien había sido criticado fuertemente por los aficionados en la primera fecha del campeonato, pudo reivindicarse y tomó confianza de cara a su futuro.

Foto: http://es.uefa.com/

Con el juego yéndose por el desagüe, el Milan cayó en desespero, hecho que enseguida aprovechó el Napoli para obligar al rival a cometer errores. Riccardo Montolivo fue muy impreciso en sus entregas y Juraj Kucka se vio perdido durante todo el encuentro. La cara de decepción de Vicenzo Montella lo decía todo, eran un desastre.

Con el reloj marcando los 31 minutos, Dries Mertens, quien se estaba volviendo determinante, disparó desde afuera del área pero el joven arquero rossonero, Gianluiggi Donnarumma pudo despejar a un costado, aunque, para su sorpresa, con la sangre fría de un goleador, Milik apareció para sacar el contra remate, pero nuevamente Donnarumma se convertiría en el supremo salvador de los milanistas, mandando el balón al tiro de esquina.

En ese mismo cobro desde el banderín del córner, José María Callejón se tomó su tiempo y sacó un centro preciso y directo a la cabeza de Arkadiusz Milik, quien le dio dirección de gol y batió nuevamente a Donnarumma, para así marcar su segundo tanto del encuentro.

Foto: http://es.uefa.com/

El San Paolo se volvió una fiesta azulada para los allegados del Napoli, mientras que para los simpatizantes rossoneos, el cielo se tiñó de gris.

Vicenzo Montella se dio cuenta que el planteamiento de defensa y ataque no fue el correcto, pues inició con un 4-3-3 que poco a poco fue evolucionando a un 4-1-2-3, con Kucka y Bonaventura muy sueltos y Montolivo abajo, un planteamiento arriesgado para enfrentar a un veloz Napoli. Conjunto a esto, en la línea de fondo, los dos centrales –Romagnoli y Gustavo Gómez- estaban muy dispersos de los laterales –Abate y De Sciglio- quienes parecían carrileros.

El Napoli, por otro lado, también con el 4-3-3, mantuvo sus líneas bien definidas y apegadas al esquema táctico impuesto por el entrenador Maurizio Sarri.

Con el tiempo cumplido, Mertens intentó alargar la ventaja antes del descanso pero la dormida defensa milanista pudo por fin bloquear al volante belga, quien hizo estragos todo el partido.

Ya con el segundo tiempo en marcha, todo apuntaba a que iba a ser más de lo mismo y el partido se convertiría en una fiesta de goles azzurra, pero el regaño de Montella en el entretiempo dio sus frutos. De esa manera, el Milan despertó de su letargo e intentó salir a presionar para acortar distancias y estuvo cerca de hacerlo, cuando Bonaventura, de pelota parada, lanzó un centro al área y el paraguayo Gustavo Gómez logró impactar, aunque no tuvo suerte el remate.

Foto: http://es.uefa.com/

Sin embargo, con el cronómetro marcando 51'minutos, una luz de esperanza apareció para el conjunto visitante.En una jugada individual. Mbaye Niang se lanzó un par de regates y dejó en el camino a Hysaj, luego en el área chica, amagó con tirar el centro, pero su intención era buscar el arco, así que decidió probar suerte de pierna zurda y el balón pasó directo a las redes, bajo las piernas del español Pepe Reina.

Con el digital apuntando un 2-1, el partido se emparejó más en la posesión de la pelota, con un Milan que se la estaba creyendo y un Napoli aturdido que aún no procesaba el descuido defensivo.

No pasaron ni cinco minutos, cuando al 55, entre las dudas del Napoli, Giacomo Bonaventura inició una jugada que terminó en un disparo despejado por Reina, el balón cayó en los pies del español Suso, quien sacó un zurdazo magistral que se coló en una esquina inalcanzable para el guardameta. Con esto, el partido se emparejó en todo sentido.

El Milan pasó a defender con 4-4-2– con Suso retrasado a la zona de volantes- y cuando atacaba se pasaban de nuevo al 4-3-3. Planteamiento interesante el de Montella en la segunda mitad.

El balón se volvió dueño de nadie, no hubo un claro equipo dominante y la mitad del campo fue cada vez más frecuente. Ambos equipos llegaron al punto en el que el más mínimo error podría costarles el juego.

Foto: http://es.uefa.com/

Con menos de 20 minutos para el final del partido, Maurizio Sarri se la jugó, sustituyó a Allan por otro debutante, Piotr Zieliński, cambio acertado, pues el joven polaco, en su primer contacto con el balón, condujo una jugada espectacular y sirvió a Dries Mertens, este hizo su habitual enganche y remate que fue apenas tapado por Donnarumma pero aprovechado por Callejón, quien llegó de atrás y solo tuvo que empujarla para marcar el 3-2.

Un minuto después de la jugada que adelantó a los locales, Juraj Kucka, de bajo rendimiento en la cancha, fue expulsado, luego de que el eslovaco agrediera verbalmente al árbitro principal, Paolo Valeri, quien no dudó en mandarlo a las duchas.

El Napoli volvió a tener el monopolio del partido y el Milan realizó varios cambios, -Sosa por Bacca, Calabria por Abate y casi al final, Lapadula, quien hizo su debut al entrar por Suso-. Sin embargo, no sirvió de mucho, pues en el 87, en un balón dividido que acabó en manos de Pepe Reina, Niang cometió una niñería y empujó al arquero español, acción que le costó la expulsión y dejaría al Milan jugando con 9 hombres.

Para poner la guinda al pastel, en el último minuto del añadido -94- Callejón empujó una pelota que Alessio Romagnoli había sacado en la raya con la mano, pero el árbitro dio de igual manera el gol, sin necesidad de marcar el penal. De ese modo el partido culminó 4-2.

Con este resultado, el Napoli logró reponerse del mal inicio de temporada y suma 4 puntos, tras el empate a dos goles contra el Empoli. El Milan por otro lado, se quedó con los mismos 3 puntos con los que llegó a este partido pero sigue dando indicios de mejora con respecto a la temporada pasada.

  • Ficha técnica:

Napoli (4-3-3):José Manuel Reina, Elseid Hisaj, Raúl Albiol (Vlad Chiriches 89'), Kalidou Koulibaly, Faouzi Ghoulam, Allan (Piotr Zielinski 73'), Jorginho, Marek Hamšík, José Callejón, Arek Milik, Dries Mertens (Lorenzo Insigne 78').

Milan (4-3-3):Gianluigi Donnarumma, Ignazio Abate (Davide Calabria 80'), Gustavo Gomez, Alessio Romagnoli, Mattia De Sciglio, Juraj Kucka, Riccardo Montolivo, Giacomo Bonaventura, Suso (Gianluca Lapadula 86'), Carlos Bacca (Sosa 80'), M'Baye Niang.

Goles:

1-0: Arkadiusz Milik (18'), 2-0: Arkadiusz Milik (31'), 2-1: Mbaye Niang (51'), 2-2: Suso (55'), 3-2: Callejón (74'), 4-2: Callejón (90+4)

Twitter: @Mojtro

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas