La portada  

   

   

Twitter  

   

Youtube  

   

Facebook  

   

Te recomendamos  

   
   

Argentina hace historia en la Copa Davis ante Croacia

Detalles
Corinne Dubreuil / Paul Zimmer
Compartir en La Tafanera
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Cabozo

Argentina ha conseguido por primera vez en toda su historia la ensaladera en la Final de la Copa Davis que se celebraba contra Croacia en Zagreb, después de una sorprendente remontada en la última jornada donde el protagonista indiscutible ha sido Juan Martín del Potro

Todo parecía estar en contra del equipo argentino, que en las jornadas previas no había conseguido ponerse por encima de los croatas y llegaba al último día perdiendo por dos partidos a uno y quedaba en la obligación de ganar los dos encuentros que quedaban si querían llevarse el título para su país.

Juan Martín del Potro llegaba a la pista con la presión de estar forzado a salvar su encuentro ante el croata Marin Cilic. Un encuentro que no parecía fácil desde el principio y que se ha convertido en una lucha maratoniana que ha durado casi cinco horas. En un principio parecía que no iba a ver sorpresas: el croata número seis del Ranking ATP, iba ganando sin mucha dificultad al argentino Del Potro, que en el segundo set empezó a reaccionar. Cilic se mostraba con un saque muy potente (ha llegado a realizar 36 saques directos), y lleno de energía en la pista, pero el argentino sabía que lo que se jugaba era muy importante.

En el tercer set las cosas empezaron a cambiar: Marin Cilic fue perdiendo fuerza y no se llegaba a encontrarse con su servicio como en los anteriores sets. La tensión iba en aumento y aunque el croata no perdió en ningún momento la concentración se le veía cada vez más cansado, y aunque Juan Martín del Potro también mostraba muchos signos de fatiga (empezó a reclamar la asistencia del fisioterapeuta para aliviar las molestias creadas por el cansancio), supo ser más consistente, mantuvo un servicio muy bueno y movía al croata muy bien en la pista.

 Así el argentino pudo llevarse el tercer set, y el encuentro quedaba abierto, El público argentino, ya conocido por su gran euforia al animar a los suyos en todos sus encuentros, tuvo que ser amonestado con un Warning para el equipo de Argentina por no mantener el silencio cuando los jugadores estaban preparados para poner el punto en marcha, o la utilización de flashes en la pista que apuntaban a los jugadores. Marin Cilic perdió la paciencia en ocasiones por estas causas, se quejaba al árbitro en alguna ocasión e incluso llegó a tirar la raqueta, algo no muy común en este jugador. Juan Martín del Potro llegó a mediar con el juez árbitro del torneo, pero se enfrentaba a la pérdida de algún punto si estas condiciones continuaban y se le sancionaba de nuevo.

Al final, aunque los dos parecían exhaustos, el croata Marin Cilic demostró más signos de cansancio que el argentino (que en esta temporada ya había jugado partidos bastante duros como éste, como el que disputó ante Rafael Nadal este verano en los Juegos de Río), realizó una cantidad más elevada de errores no forzados que fueron clave para su derrota. El resultado final fue 6(4)-7, 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3.

A continuación se enfrentarían en el partido que decidiría al equipo ganador Federico Delbonis e Ivo Karlovic. El joven Delbonis no tuvo problema en superar al croata en tres sets por 6-3, 6-4 y 6-2. La alegría del equipo argentino se desató y salieron todos a celebrarlo a la pista. Así Argentina hace historia y por fin consigue la deseada ensaladera de la Copa Davis.

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0
   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
ARAB 
© Manda Pelotas