Villa y el peso del ‘9’ colchonero

La posición del nueve del Atlético de Madrid es desde siempre un puesto con peso y relevancia en el conjunto rojiblanco. David Villa tiene la responsabilidad de mantener el listón de trabajo que han cumplido sus predecesores. Y está muy elevado el listón.

Desde que el “Niño” Fernando Torres llegara con su desparpajo a la posición de líder goleador del Atlético, el puesto del nueve ha conllevado una gran importancia para con el conjunto entero. Torres estuvo dos años siendo el ariete rojiblanco, y en las dos temporadas en las que estuvo obtuvo un total de 27 dianas, que le lanzaron a la Premier con la etiqueta de 38 millones de euros.

La parroquia rojiblanca creía que Fernando, su “Niño” de la cantera, iba a ser el ariete por muchos años, una especie de caso Raúl en el Madrid. Pero el propio Torres era consciente que su trayectoria en el Atleti tenía techo y necesitaba algo más. Dejó dinerito rico en las arcas y un par de años de ilusión a su público.

La directiva del conjunto del Manzanares tenía frente a sí la difícil tarea de colocar en el hueco grande que dejó Torres a un nuevo nueve, alguien que pudiera volver a ilusionar al Calderón con sus goles. Kun Agüero fue el elegido. Un jovencito que provenía de hacer las delicias de los seguidores de Independiente. Confiaron en él. El primer año del argentino fue lo que suele decirse flojillo. Apenas seis goles fueron los que metió, pero aún estaba por estallar su calidad en el fútbol español.

En la temporada 2007/08 acabaría llegando el fuera su mejor compañero para asociarse para hacerse con el gol. Diego Forlán venía de ser Pichichi  con Villarreal y cuando se juntó con el Kun, no defraudó. Entre los dos, en su primera temporada juntos lograron casi 40 goles, y ese fue el ritmo que mantuvieron. El mejor año de los dos fue la temporada 2008/09, donde lograron traspasar la barrera de los 50 goles.

Ambos llevaron al Atleti a la grandeza de nuevo tras muchos años. La consecución de la primera Europa League  en el 2011 fue sin duda gracias a los goles de la pareja de killers que tenía por aquel entonces. Agüero y Forlán dejaron de nuevo el listón muy alto de la delantera al irse.Tras 5 temporadas y casi 100 goles, Agüero se convirtió en el culebrón del verano al irse a la Premier para liderar la delantera de un ambicioso proyecto que iniciaba el Manchester City. El Atleti recibió 45 millones de euros por la venta del argentino, habiendo cumplido las expectativas de rendimiento en Madrid.

Forlán se fue igualmente, aunque tardó más. No contaba para el nuevo proyecto del Atleti y fichó por el Inter de Milán por 5 millones. Los colchoneros volvían a quedarse sin delantera, y con un hueco enorme que habían dejado los dos cracks hispanoamericanos.

De nuevo, sonaron más y más nombres. Pero por encima de todos el suyo: Radamel Falcao, el Tigre. 40 millones era lo que pedía el Oporto por él. Y se la jugaron por él. Con el dinero ingresado por la venta de Agüero y Forlán podían asumir el costoso fichaje del astro colombiano. Pero la duda estaba ahí, ¿Podría un solo delantero suplir el hueco inmenso que habían dejado el Kun y el Uruguayo en el ataque del Atleti?

Dos años después vemos que claramente la respuesta a esa pregunta es sí. En apenas dos años que ha estado el Tigre en Madrid ya es histórico. Sus números son increíbles, y se le recordará siempre por la increíble potencia, arranque y gol que demostraba en cada uno de los encuentros disputados. Cierto es que al principio le costó engancharse al ritmo del equipo y se le acusaba de fallar mucho. Pero fue que llegara el Cholo, cogiera al equipo y Falcao volvía a ser la máquina goleadora a la que nos habíamos acostumbradi a ver en el Oporto. En dos temporadas suma el total de 70 goles. 70, sí. Una auténtica locura, cifras de genio goleador.

El Mónaco se interesó por él, y puso nada más y nada menos que 60 millones de euros en la mesa para hacerse con los servicios del ariete colombiano. De nuevo, el Atleti se quedaba sin delantero potente y otra vez enorme era el hueco que se quedaba tras irse Falcao.

Y justo llegamos a donde nos encontramos en este preciso momento. Quién puede asumir mejor el importante puesto de 9 del Atleti que el mayor goleador de la historia de España, David Villa.  La operación está cifrada en un máximo de 5,1 millones de euros, repartidos en 2,1 millones esta temporada, 2 millones más si el jugador pertenece al Atlético de Madrid la temporada 2014/15 y otro millón si alarga su contrato hasta la temporada 2015/16. Esto es, si Villa dura tres temporadas, el Barcelona percibiría los 5,1 millones, un precio ridículo por un jugador de la categoría del Guaje.

Villa cumple el perfil y requisitos para enamorar al Calderón. ¿Dará la talla? Cuestión de paciencia y ver de lo que es capaz de hacer Simeone con el nuevo 9 atlético, la posición clave del equipo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies